El calendario se prepara para un segundo semestre sin respiro

Llevar LaLiga a julio provocará que las pretemporadas se acorten

¿Volverá el fútbol?
¿Volverá el fútbol? AS

EI calendario se ha convertido en el gran rompecabezas para las ligas y la UEFA para terminar la presente temporada, debido al coronavirus. Se están preparando diferentes escenarios, desde el más optimista (volver a finales de abril) hasta el más pesimista (terminar en julio). Este último provocaría un efecto domino para la siguiente temporada, obligando a los clubes y la UEFA a apretarse el cinturón y cambiar sus planes, sobre todo los de verano.

En los próximos seis meses nos encontraremos con un overbooking de competiciones. Empezando por julio, ya que es probable que la presente temporada acabe en la primera quincena de dicho mes (ya se está estudiando cómo alargar los contratos que finalizan el 30 de junio), lo que conllevaría a retrasar el resto de fechas. Lo primero en saltar por los aires serán las pretemporadas. Los jugadores suelen irse de vacaciones en junio. Para este año, todo apunta a que las pretemporadas no se iniciarán hasta los primeros de agosto. Ya que los jugadores por convenio tienen un mínimo de 21 días consecutivos de vacaciones.

Empezar en agosto dejaría apenas dos semanas de pretemporada para los equipos si LaLiga mantiene su inicio en torno al 15 y 16 de agosto, como suele ser habitual. Incluso podría retrasarse una semana o dos, pero colapsaría aún más el calendario (no habría ningún miércoles libre para recuperar partidos aplazados hasta marzo o abril de 2021) si se quiere mantener el formato actual. Lo que aumentaría el riesgo de lesiones en los jugadores, salvo que se amplíe el límite de futbolistas por plantilla. Esto presentaría un nuevo problema: a más jugadores, más gastos en salarios. Trastocaría las cuentas de los equipos, ya afectadas por este parón.

Una pretemporada tan corta también hará imposible realizar stages por EE UU, China y otros países como viene siendo habitual. Giras que aportaban grandes ingresos a los clubes, principalmente para los que participaban en la International Champions Cup. Aunque supondrá el resurgir de los torneos veraniegos españoles, que languidecen en los últimos tiempos, Una de las alternativas para alargar la pretemporada sería comprimir la campaña. Puerta que ya han abierto varios presidentes de distintas federaciones, entre ello el de la española. "Si se puede acabar el 30 de junio, perfecto. Que no, se terminará más tarde. Y si luego hay que empezar más tarde o con otro formato, pues se hará, pero acordado por todos", dijo Rubiales el pasado martes. Se podría dar una Liga con fase regular y luego playoff por el título y el descenso.

La que sí tendrá que apretarse el cinturón y cambiar su formato es la UEFA. Tanto para la fase de clasificación de la Champions como de la Europa League. Suelen empezar el 29 de junio y acabar a finales de agosto. Dos meses para diez partidos. Ahora tendrán que ser seis, sólo en agosto. Reducir la fase de clasificación permitiría a la Champions mantener su formato de fase de grupos y arrancar en septiembre como es habitual. Lo que sí puede varias son las eliminatorias finales y jugarse a partido único. La Eurocopa se ha reubicado y fijado para el 11 de junio, lo que deja sin margen de maniobra y un calendario que no dará ni un respiro.


 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería