Una escritora silenciada que aún tiene muchas cosas que decir

Carmen de Burgos aparece para reivindicar el sitio que deben ocupar las mujeres en la historia

Una escritora silenciada que aún tiene muchas cosas que decir.
Una escritora silenciada que aún tiene muchas cosas que decir. Diputación Provincial
María Amorós
13:50 • 23 abr. 2022

Querida Colombine:
Para conmemorar el Día del Libro creo que es necesario escribirte esta carta y que todo el mundo conozca tu historia. En primer lugar lo más importante es presentarte. Hoy  recordamos a una mujer fuerte, valiente, una persona adelantada a su tiempo o, como se definiría actualmente, una “moderna”. Si ella viviera en pleno siglo XXI sería una influencer o debería serlo. Ella es Carmen de Burgos, más conocida como Colombine.

Todos los amantes de la literatura conocen la obra ‘Bodas de sangre’ de Federico García Lorca, pero ¿a alguien le suena ‘Puñal de claveles’? La periodista y escritora almeriense Carmen de Burgos escribió en 1931, dos años antes que Lorca, esta obra donde relata de una manera literaria el suceso que se produjo en el Cortijo del Fraile. Tengo claro que siempre has estado aquí, en las librerías y has formado parte fundamental de la historia, el problema es que nunca nos hemos parado a mirar a través de tus ojos.

En los libros de literatura se estudia el nombre de muchos autores, como por ejemplo Federico García Lorca, Pío Baroja o Gómez de la Serna, y en las clases se leen sus obras. Sin embargo, es complicado encontrar el nombre de alguna mujer. Muchas escritoras han sido silenciadas y sus nombres siguen perdidos en el olvido. Un ejemplo claro que encontramos es entre ‘Puñal de claveles’ y ‘Bodas de sangre’, ambas obras tratan el mismo suceso, el Crimen de Níjar, que ocurrió en Almería en el año 1928. Solo una de ellas se lee en los centros educativos. Sería una buena idea poder trabajar ambas obras en las clases ¿Te imaginas a los niños y niñas con tu novela entre sus manos imaginándose la historia y haciendo debates sobre las dos obras? Estoy totalmente segura que sería muy enriquecedor.

Escribiste ‘Puñal de claveles’ para mostrarle a las nuevas generaciones que las mujeres son libres, que pueden elegir su propio destino, y lo más importante, lo pueden hacer solas, sin la necesidad de que nadie les diga lo que tienen que hacer. Las personas que han tenido la oportunidad de leer tu novela ya te conocerán un poco más, porque se acerca mucho a tu propia biografía. Con cada palabra se nota que te sentías muy representada y que te tocaba muy de cerca, ya que era como volver al lugar donde fuiste feliz durante tu infancia.


El Crimen de Níjar

El suceso se produjo en Rodaquilar, una localidad del municipio de Níjar, en pleno corazón de Cabo de Gata. El lugar que te vio crecer y te ayudó a forjar tus ideas. "Me crié en un lindo valle andaluz, oculto en las estribaciones de la cordillera de Sierra Nevada, a la orilla del mar, frente a la costa africana. En esta tierra mora, en mi inolvidable Rodalquilar, se formó libremente mi espíritu y se desarrolló mi cuerpo. Nadie me habló de Dios ni de leyes, y yo me hice mis leyes y me pasé sin Dios”, así lo describes en tu obra ‘La flor de la playa y otras novelas cortas’.

John Dewey fue un filósofo y teórico de la educación que afirmaba que el problema “no reside en si las escuelas deben participar en la formación de una nueva sociedad sino en si deben hacerlo ciega e irresponsablemente o empleando toda la inteligencia con la mayor valentía y responsabilidad posibles”. 




Educación, base del cambio social



Es necesario que se incluya a la mujer en el marco educativo para formar una generación que tenga un conocimiento completo, es decir, ahora mismo solo conocemos una parte de la historia, pero si supiéramos el punto de vista femenino, tendríamos una visión más amplia y completa. Cada persona ve el mundo de una forma diferente dando igual su género. Ver todos los puntos de vista enriquece, también ayuda a elegir el tuyo propio. Sé que tú estarías muy de acuerdo con esta afirmación.


“Uno de los ámbitos más esperanzadores para la transformación de la sociedad es el de la educación, sin duda. Un proverbio africano dice que para educar es necesaria “toda la tribu”, y si lo trasladamos a nuestra sociedad lo que nos está transmitiendo es que es una obligación de todos los agentes sociales”, declara Rubén Martínez, profesor de lengua y literatura.

Colombine, te despido en esta carta con la esperanza de que un día no tenga que volver a presentarte. Ojalá arrastremos de una vez por todas ese manto de silencio que os cumbre a muchas mujeres, porque hazme caso que sin vosotras la historia no se contaría igual que se hace ahora. Mientras tanto, siempre habrá un rayito de esperanza con personas que buscan por sus propios medios sobre las mujeres que movieron y que actualmente mueven el mundo. Puedo parecer un tanto ambiciosa, pero me gustaría pensar que todas vosotras habéis llegado para quedaros, que nada ni nadie os puede silenciar, porque vais a tomar el sitio que os pertenece en la historia. El objetivo es que todos os podamos tener como modelo a seguir, porque sé que aún os quedan muchas cosas por decir.





Temas relacionados

para ti

en destaque