La música y el compás de El Barrio abre el Cabaret Festival de Almería

El icónico sombrero del cantautor inundó el Recinto Ferial de Almería

El Barrio abrió el Cabaret Festival de Almería.
El Barrio abrió el Cabaret Festival de Almería.

Es habitual que el fenómeno fan convierta la iconografía de los grupos en algo con lo que crear comunidad en torno al amor por su música. Desde la lengua de los Stones, al logo de los Ramones y Nirvana que tantas camisetas adornan, pasando por la ‘d’ y b’ emparejadas de David Bisbal y un largo etcétera. Y si hay un elemento identificativo con el cantautor del barrio de Santa María, José Luis Figuereo, más conocido como El Barrio, es su sombrero negro, cuyas réplicas se podían contar por cientos entre el público asistente al concierto que supuso la apertura de las cinco noches de Cabaret Festival en Almería, en una nueva propuesta del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería.


Como a tantos otros músicas y bandas, a El Barrio le cogió el confinamiento del pasado año a punto de iniciar la gira de presentación de ‘El Danzar De Las Mariposas’, su último trabajo discográfico, ahora, en esta progresiva vuelta a la normalidad y dentro de la #culturasegura, El Barrio y los suyos han apostado por hacer una vuelta a los escenarios generosa en metraje y en cantidad de canciones, sumando a la casi docena de temas del nuevo disco una importante mirada retrospectiva a toda su trayectoria, que comenzara en la segunda mitad de la década de los noventa.


La instrumental ‘Mi Manantial’ ejerció de intro en ese viaje por los sonidos propios del rock andaluz. Piedra de toque para esas nuevas canciones potentes, como ‘Mi Amante Luna’, o más orgánicas, como ‘Agua Fresca’, para continuar recordando que, de su propia palabra, ‘He Vuelto’ con ‘Amor Propio’, con hechuras de balada. No faltaron las suertes por bulerías, como ‘Mar De Leva’, que salpimentaría con estrofas de reconocimiento a cantaores, como Camarón, Caracol o Morente, y otras propias como con las que repasa su amor a las ocho provincias andaluzas.



Fue uno de los puntos álgidos de un concierto en el que El Barrio se apoya en toda su banda, desde los dobles coros, pasando por su guitarrista Manuel, o su tecladista Fernando, y un motor desde las baquetas como es Anye Bao. Con esos mimbres la versatilidad está garantizada y lo mismo gana por la melodía de ‘Las Costuras Del Alma’, que por la guasa funk y estribillo pop de ‘Torpe Canción’. Antes de marcharse con la tranquila ‘No Volveré’, Figuereo realizaría un test de seguimiento de viejas canciones para ver cuándo ‘se había mudado’ el público al querer de El Barrio. Fue como una premoción, un anticipo, y es que los dos coristas se encargaron de regalar un medley regado de viejas canciones como ‘Sueño Marroquí’, ‘En La Calla Del Amor’, ‘Andalucía’ o ‘Quiéreme’.


Esta mirada atrás tuvo continuidad en el arranque de la segunda parte del concierto, en las que regaló uno de sus himnos más populares, como ‘Ángel Malherido’ y ‘Mi Amor Es Para Todos Los Públicos’. ‘Le Llaman Amor’ y ‘Tesoros’ viajaron de nuevo al presente más actual, antes de ofrecer, a la guitarra, una versión de ‘Si No Te Hubieras Ido’, de Marco Antonio Solís. Animado y confiado porque el aire se relajó, “al principio me pegaba de frente aquí arriba y se hacía complicado, ahora vamos a disfrutar más”, El Barrio interpretaría a solas un par de temas, incluida una versión del ‘Todo Tiene Su Fin’ de Los Módulos.



Recordando también su primera visita a Almería, cuando probó el tomate RAF, El Barrio encararía el tramo final con ‘Mujer’ y otro popurrí explosivo con las hímnicas ‘El Comienzo’, ‘Buena, Bonita y Barata’ y ‘Nos Fuimos Pa’ Madrid’, cerrado con un particular ‘Rock de la Cárcel’. En el tramo final, la descarnada y cruda ‘Custodia’ y el rock animoso de ‘El Danzar de las Mariposas’ desembocaron a un fin previsible, donde el público cantó el famoso ‘Orgullo’ y su estribillo repleto de sentimiento comunitario, sombrero, calle y compás mediante.

 

Temas relacionados
Música

para ti

en destaque