Aprender en casa como un juego: de un ‘escape room’ a cuentos interactivos

Tres maestros del Campo de Níjar Norte buscan soluciones para llegar a todos sus alumnos

Javier Muñoz, Inma Palomares y Jero Agüero, los tres maestros del colegio nijareño.
Javier Muñoz, Inma Palomares y Jero Agüero, los tres maestros del colegio nijareño. La Voz

Un juego de escape ambientado en la época en la que los dinosaurios caminaban por la tierra y se comían a algún que otro cavernícola. Un hospital ortográfico donde sanar las patadas al diccionario. Una obra de teatro colectiva que ve la luz gracias a audios de WhatsApp. Y cuentos interactivos protagonizados por fieros gladiadores y heroínas de la Edad Media que rompen con las barreras de su época.


Son cuatro ejemplos de cómo la educación se ajusta a estos tiempos y a esta realidad, la del confinamiento y la desescalada, para que todos los alumnos, incluso los que tienen menos recursos, puedan seguir aprendiendo. Cuatro de las actividades que desde la supresión de las clases y el inicio del estado de alarma están desarrollando Javier Muñoz, Inma Palomares y Jero Agüero, tres maestros del Colegio Público Rural Campo de Níjar Norte, en la comarca de Níjar. 


"El juego nos hace más felices y si además nos ayuda a aprender, mucho mejor", explican. Por eso, cuando comenzó este cuento apocalíptico en el que aún estamos atrapados, decidieron aprovechar los beneficios de las nuevas tecnologías para mantener la motivación de su alumnado desde casa.


Preocupados por la "falta de recursos de algunas familias", Javier, Inma y Jero se pusieron manos a la obra para buscar alternativas con las que pudieran llegar a los niños y niñas a través del móvil, ya que muchos carecen de ordenador en sus domicilios. 



"Las circunstancias obligan a pasar mucho tiempo en casa, muchas veces con pocas posibilidades de ocio, por lo que había que tirar de creatividad y proponer retos que rompieran esa monotonía", señala Javier Muñoz.

 

Comenzaron a buscar "buscar soluciones creativas" con las que pudieran llegar a su alumnado, asegurándose de que repasarían todo lo aprendido antes de la interrupción de las clases y, al mismo tiempo, sin cargarles con tareas que les resultaran aburridas. 



Presentación del juego virtual de escapismo.
Presentación del juego virtual de escapismo.


"Mantener la actividad docente de forma telemática es difícil en centros como el nuestro. Los niños de estas edades todavía no saben gestionar el tiempo para hacer la tarea: necesitan la figura del docente que les explique y les guíe, sin mencionar el obstáculo que supone el idioma para muchos de ellos, de distintas nacionalidades", apunta Inma Palomares.


Un juego de escape virtual

Así surgió la idea de diseñar un 'BreakoutEDU', un juego de escape virtual, al estilo de las populares 'escape rooms', en que hay que resolver varios enigmas y retos para completar la misión final.



Los alumnos tienen que hallar distintas claves.
Los alumnos tienen que hallar distintas claves.


"Elegimos algo que siempre apasiona a nuestro alumnado, los dinosaurios, y le dimos una narrativa especialmente atractiva: había dinosaurios por todas las partes y estaban cerca del colegio. Solamente serían capaces de escapar si superan cuatro retos. Son desafíos sencillos, actividades de atención, resolución de problemas, visionado de vídeos…. pequeñas actividades, pero totalmente diferentes a las que nos tienen acostumbrados los libros de texto, pues cuando cambias la narrativa y te sumerges en el juego, haces que la motivación cambie… Los números dejan de ser problemas de matemáticas y ver un vídeo ya no es algo aburrido, sino una ventana a nuevos mundos que nos ayudarán a completar la misión", explica Jero Agüero.


Aquí puedes ver el juego de escape ambientado en la prehistoria.


Teatro por WhatsApp y cuentos interactivos

En estas semanas de confinamiento, ahora más relajado pero que aún mantiene las aulas cerradas, estos tres maestros del Colegio Público Rural Campo de Níjar Norte han desarrollado otras lúdicas y educativas herramientas.


Por ejemplo, el vídeo 'Hospital ortográfico' del área de Lengua Castellana y Literatura en el que repasan frecuentes errores ortográficos. U otra pieza en el que alumnos y alumnas de 3º y 4º de Primaria del centro representaron, a través de audios de WhatsApp, una obra basada en el cuento de 'La cabra y los siete cabritillos'. Una representación que habrían llevado a escena para sus compañeros de infantil de no ser por la irrupción del coronavirus. "Ellos mandaron los audios y nosotros hicimos el vídeo, que luego les hicimos llegar, con imágenes del cuento", detallan. 


En las últimas semanas, han desarrollado dos cuentos interactivos en los que el alumnado puede participar y tomar decisiones, eligiendo el devenir de los protagonistas protagonistas.


Uno de ellos está centrado en Máximo, un gladiador de la antigua Roma, y otro en Juana, una reina confinada que se inspira en la vida de Leonor de Aquitania. "De esta forma abordamos contenidos históricos a la vez que trabajamos la lectura y comprensión lectora, de vital importancia en nuestra etapa", cuentan los creadores de los cuentos.


Al final, con estas microgramificaciones, los docentes intentan "proyectar momentos especiales", además de "ayudar" a que sus alumnos y alumnas "sueñen y busquen una excusa genial" que implique a toda la familia para, de algún modo, 'escapar' de estas largas semanas de obligada reclusión. 

 

Temas relacionados
Whatsapp Libros Teatro Literatura Confinamiento Estado de alarma Campos de Níjar Níjar

para ti

en destaque