Arte de carne y hueso en el CEIP Virgen de Loreto

El centro de la capital recrea pinturas de la historia del arte en un original proyecto

La ‘Cara’ pintada por Jesús de Perceval en 1959, ‘La lechera’ de Johannes Vermeer del siglo XVII, la ‘Bebedora de absenta’ inmortalizada por Pablo Ruiz Picasso a principios del XX y hasta ‘La Gioconda’, el retrato más conocido del gran Leonardo Da Vinci. Estas y otras obras de arte han cobrado vida y se parecen sospechosamente a alumnos del segundo ciclo de Primaria del CEIP Virgen de Loreto de Almería

El centro del barrio de Cortijo Grande de la capital celebra el Día Internacional de los Museos de forma virtual a través de la innovadora iniciativa de formato digital ‘Recreamos un cuadro’. Consiste en emular pinturas de la historia del arte con los alumnos como protagonistas empleando objetos cotidianos, indumentarias y adornos que encuentran por casa.

Se trata de una propuesta que tiene mucho que ver con la creatividad y la importancia de reinventarse en estos tiempos de coronavirus y enseñanza online. “Nos comunicamos con el alumnado y sus padres mediante blogs y correos y una madre me comentó que últimamente su hijo estaba más desanimado a la hora de hacer la tarea, de modo que se nos ocurrió poner en marcha este proyecto que está conectado con la importancia que da al arte nuestro centro”, explica a LA VOZ Encarna López, coordinadora del segundo ciclo de Primaria del CEIP Virgen de Loreto.

En este colegio de la capital cada año los estudiantes se acercan a artistas universales y de la tierra como Ginés Parra y Jesús de Perceval. Como este curso esta acción se ha visto interrumpida por el corte de las clases y el confinamiento, ‘Recreamos un cuadro’ supone, de algún modo, continuar explorando esta vía.

Complicidad de las familias
Con la consigna de ser lo más fieles posible a la obra original, los alumnos participantes -los que cursan 3º y 4º de Primaria- han contado con la complicidad de sus padres, que se han volcado a la hora de ayudarles tanto en la elección de la obra de arte como en la preparación de la composición escénica e incluso, en algunos casos, apareciendo en la propia imagen. 

“Solemos implicar mucho a las familias, pero desde que se decretó el confinamiento y nos vimos obligados a optar por la enseñanza virtual, las estamos conociendo más. Hay muchos padres que se han quedado parados y se han implicado muchísimo y alumnos sin ordenador ni tablet que nos mandan las tareas a través del móvil”, añade la maestra.

Aparte de representar fielmente las obras pictóricas elegidas, alumnos y familias se han tomado la licencia de personalizarlas, bien con un toque artístico y bello, bien en clave de humor. Así, ‘La Gioconda’ ahora luce mascarilla y ‘El caballero de la mano en el pecho’, de El Greco’, tiene tupé y se apoda ‘El manco de la Vega’ en alusión a las teorías que apuntan a que ese caballero es Miguel de Cervantes, ‘El manco de Lepanto’.


Una vez conseguida la composición del cuadro, esta ha quedado inmortalizada con una fotografía que se une a la pintura original para que el espectador aprecie las semejanzas y originalidad a la hora de reinterpretar la obra. Además, a través de esta iniciativa, el centro se ha querido sumar a la propuesta de museos como el Louvre de acercar las obras pictóricas al público.

Los objetivos planteados por el equipo docente de este ciclo han sido que los alumnos conozcan obras de arte de distintos estilos y épocas, que desarrollen su creatividad e imaginación, y que se implique la familia en el proceso de aprendizaje mediante una actividad muy motivadora que se ha podido realizar en casa como consecuencia de la actual situación de enseñanza no presencial.

Con las imágenes recibidas se han realizado vídeos para que se pueda disfrutar de un paseo diferente por la historia del arte.



 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería