Lucha por el mármol. El pleito entre canteros y caciques se repite

Macael acoge este fin de semana la recreación del pleito judicial por las canteras de mármol que tuvo lugar a comienzos de siglo XX

Vecinos e incluso autoridades locales se han ataviado para la ocasión.
Vecinos e incluso autoridades locales se han ataviado para la ocasión.

Si alguna vez se ha preguntado cuándo y cómo nació una de esas tradiciones centenarias que marcan la piel cultural de un pueblo a fuego, este fin de semana tiene la oportunidad histórica de contemplarlo en Macael.


La primera recreación histórica de la lucha por el control de las canteras que tuvo lugar durante la primera mitad del siglo XX destila historia, tradición y ambiente festivo por los cuatro costados. Elementos que hacen pensar que la teatralización de la lucha judicial entre el pueblo (representado por canteros y autoridades locales) y los caciques ha llegado para quedarse. Porque lo que está ocurriendo este fin de semana en Macael es precisamente algo más que una teatralización.


Es un homenaje al pueblo, a los canteros, a sus mujeres, a sus tradiciones... que además está respaldado por una cuidada escenografía, eventos culturales paralelos y la imprescindible respuesta de vecinos y visitantes, que ayer acudieron de forma masiva para ser testigos de la primera recreación de ‘Canteros y caciques: en lucha por el mármol’ como testigos del nacimiento de una tradición. Los actos en los que se divide la representación y que finalizarán en la tarde de hoy tienen una cantera de mármol como escenario principal, en la que rara vez dejan de sonar las mazas de los canteros golpeando contra los cinceles en la piedra. Allí dio comienzo ayer la primera representación con la inauguración del evento y los primeros actos.


Actos históricos
El mañanero toque de caracola dio paso al desfile inaugural por el pueblo hasta llegar a la cantera, rodeada por recreaciones de la iglesia o las tabernas (con el mismo nombre de entonces y donde se pueden degustar tapas y bebidas para acompañar el espectáculo).


Allí, en la cantera, se desarrollan las primeras escenas que componen el primer acto ‘La vida del cantero en Macael’ y que es un homenaje a generaciones de incansables trabajadores. La banda sonora de las mazas y cinceles queda interrumpida tan sólo por algún chotis o música de la época que acompaña a las actuaciones de los más de sesenta vecinos participantes, a los que se suman burros y bueyes de carga que hacen más real el espectáculo. Los diversos escenarios (bar, ayuntamiento, cantera...) dan dinamismo al evento ya que, casi sin esperarlo, el público puede encontrarse junto a uno de las escenas protagonizadas por los bailes tradicionales o las canciones populares de hace un siglo mientras disfruta de unas tapas en las tabernas.


La historia de un pleito real que duró cuatro décadas y que finalmente terminó ganando el pueblo está acompañada por una licencia del guión como es un idilio amoroso entre una vecina y un cantero. En la tarde de ayer se vivieron algunos de los momentos más tensos de la recreación organizada por el Ayuntamiento de Macael  como fue la subasta de las canteras, la ruina que entonces sufrieron las familias del pueblo o la rebelión de 1922. Hoy, si el guión es el esperado, el espectáculo continuará y los canteros lograrán darle la vuelta a la tortilla. Pero eso es lo de menos. Aún sabiendo el final, supone una oportunidad única para vivir la historia y formar parte de ella.


 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería