Qué comprar si estás a dieta

Compra semanal para una dieta de 1.500 calorías

Pixabay
Pixabay
OCU
07:00 • 24 nov. 2022

Una dieta saludable y equilibrada se basa sobre todo en los alimentos frescos. Y si además se busca perder peso, hay que optar por productos con menos calorías. Proponemos nuestra dieta de 1.500 calorías para adelgazar de forma paulatina, sin grandes sacrificios. ¿Es esta dieta asequible para tu ánimo y tu bolsillo?


¿Estás planteándote cuidar tu dieta? ¿Quieres perder unos kilos? No se trata de comer menos, sino de comer mejor: priorizando frutas, verduras, legumbres y frutos secos, apostando por carnes magras, pescados y lácteos como fuente de proteínas animales y por cereales y arroz integrales. En cambio, en nuestros menús debemos olvidarnos de alimentos ricos en grasas como embutidos, mantequillas, margarinas y salsas (aunque se presenten como “light”) y platos preparados. Por supuesto, tampoco hay sitio para bollería, refrescos o alcohol, cuyo consumo debe ser solo esporádico.


Estos cambios en los hábitos de alimentación se dejan sentir en tu cesta de la compra, que lógicamente debe variar su composición: hay alimentos que no pueden faltar en tu carro cuando estás a dieta, y otros de los que más vale olvidarte.



Una lista de la compra para una dieta de 1.500 kcal

Te ayudamos a elaborar la lista de la compra de los alimentos que puedes necesitar a lo largo de la semana, por persona.



1. Se trata de una cesta de la compra basada sobre todo en alimentos frescos.


2. Los alimentos están agrupados por grupos, de tal forma que puedes elegir el producto que responda mejor a tus gustos o las ofertas del momento (dentro de las hortalizas puedes elegir entre acelga, calabacín, berenjena, etc), dejando que prevalezca el sentido común.



3. Importante: los pesos que indicamos son netos (según el desperdicio de cada alimento tienes que incrementar el peso en torno a un 25%), en crudo y por persona.  es decir, lo que deberías consumir. 


5 trucos para que el súper sea tu aliado en la dieta

1. A partir de esta propuesta, calcula en función de los que vivan en tu casa, diseña tus menús prepara una lista con lo que debes comprar.


2. Ve al grano, no deambules por pasillos llenos de tentaciones: compra lo que hayas pensado.


3. Céntrate en los alimentos frescos: deben ser la base de tu dieta.


4. Cuidado con los productos que presumen de ser “sin azúcares añadidos” o “light”, a menudo es a costa de una larga lista de aditivos: los productos ultraprocesados son enemigos de una dieta saludable.


5. Aun priorizando los frescos, siempre hay que comprar productos envasados, procesados:


1) Lee la lista de ingredientes de los productos que vayas a comprar


2) Compara la información nutricional de los productos para escoger los más saludables.


Este artículo se ha publicado en OCU.


Temas relacionados

para ti

en destaque