Alerta ictus: causas, síntomas y cómo saber si alguien lo sufre

Francisco Redondo Viciana es médico de Urgencias del Hospital HLA Mediterráneo

¿Qué hacer si alguien sufre un ictus?
¿Qué hacer si alguien sufre un ictus? Pixabay

Un ictus es la aparición súbita de un defecto neurológico, que puede o no acompañarse de disminución del nivel de consciencia. Puede ser isquémico (por falta de riego) o hemorrágico. 


¿Cuáles son las causas?

En el ictus isquémico, la interrupción completa de la llegada de sangre a una parte del cerebro puede suceder por rotura de una placa de ateroma (trombosis cerebral), como consecuencia de la llegada de un coágulo (embolia cerebral) procedente de alguna otra parte del cuerpo.



    • Si la falta de riego es pasajera y solo dura unos minutos, puede que no muera la zona afectada del cerebro y que se recupere el defecto neurológico, lo que se denomina ataque isquémico transitorio (AIT).


    • Si por el contrario la falta de riego se prolonga en el tiempo, esa zona puede morir (infarto cerebral) quedando un defecto neurológico que puede que no se recupere nunca, que se recupere parcialmente o que se recupere totalmente.



    • A veces aparece un sangrado por la rotura de la arteria afectada, lo que se denomina ictus isquémico con transformación hemorrágica.


    • Los ictus lacunares afectan a arterias de pequeño tamaño del interior del cerebro y pueden cursar sin síntomas (se descubren casualmente al realizar un TAC o una Resonancia del cerebro por cualquier otro motivo) o con ellos. Los ictus lacunares están muy relacionados con la hipertensión arterial. Suelen tener mejor pronóstico que los ictus que afectan a arterias de gran tamaño.



En el ictus hemorrágico la interrupción del flujo cerebral se produce tras la rotura de una arteria o vena.


Tiempo de reacción

Sufrir un Ictus sigue comportando un riesgo muy elevado de sufrir secuelas crónicas o incluso llegar a la muerte. ¿Sabes lo importante que es el tiempo de reacción en estos casos? Los Ictus son considerados enfermedades “tiempo dependientes”, esto significa los primeros minutos son cruciales en el desarrollo de la enfermedad y en las consecuencias por lo que deben ser tratados en el hospital en el menor tiempo posible. 


¿Cuáles son los síntomas del Ictus?

Los síntomas más habituales del Ictus son los siguientes:

    • Parálisis o la pérdida de fuerza muscular, generalmente unilateral, en los brazos, las piernas o la cara

    • Dificultad para expresarse

    • Incapacidad para estar de pie o moverse

    • Pérdida repentina de la memoria

    • Dificultades de visión en uno o ambos ojos

    • Mareos

    • Pérdida de equilibrio o coordinación

    • Dolor de cabeza muy fuerte sin causa aparente


Las manifestaciones van a variar dependiendo de la región afectada del cerebro.


Existen factores de riesgo que hacen que una determinada parte de la población tengan un mayor riesgo de sufrir un ictus. Algunos de estos factores de riesgo, son tener un nivel alto de colesterol, la hipertensión, el tabaquismo y la diabetes entre otros. 


Es fundamental controlar todos esos factores de riesgo para disminuir la probabilidad de tener un ictus. La Sociedad Española de Neurología aconseja llevar unos hábitos de vida saludables como método de prevención y evitar sufrir un ictus.


La posibilidad de sufrir esta enfermedad es más frecuente en personas a partir de 55 años y el riesgo es más elevado según aumenta la edad. En los próximos años, el ictus se convertirá en problema socio sanitario. Según La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en 2050 la población mayor de 65 años, representará al 46% de la población, de los cuales aproximadamente la mitad podrán sufrir un ictus. Por esta razón, la monitorización y control de personas en riesgo de padecer esta enfermedad es muy importante para la prevención y poder anticiparse a ella.


¿Cómo comprobar si alguien está sufriendo un Ictus? Escala Cincinnati o Método F.A.S.T.

La escala de Cincinnati o método F.A.S.T es un procedimiento que permite identificar de forma sencilla y rápida si alguien está sufriendo un Ictus. Es considerada la mejor herramienta de evaluación extrahospitalaria a la hora de detectar esta enfermedad.


¿Cómo aplicar la escala de Cincinnati ? 

    • ¿Eres capaz de sonreír?: Se trata de hacer que la persona sonría y comprobar que los dos lados de la cara reaccionan de forma simétrica y no se aprecie que uno de los dados presenta deficiencia al moverse.


    • Levanta los brazos: Se pide a la persona que levante los brazos durante unos segundos. Lo más normal es que uno de los brazos no se mueva o que caiga de forma considerable respecto al otro.


    • ¿Puedes hablar?: Cuando la persona afectada por un ictus intenta hablar, lo hará arrastrando las palabras, sin sentido o  directamente no será capaz de hacerlo.


Si al realizar estas comprobaciones el resultado es anormal, es posible que la persona pueda sufrir un ictus de forma inminente.


El tiempo de reacción es fundamental, así que en cuanto identifiques las señales de que alguien puede estar sufriendo un ictus llama a emergencias sanitarias 061, detallando la situación. Será precisamente esta llamada la que active el Codigo Ictus. ¡No pierdas ni un minuto!


¿Y qué es el Código Ictus?

Es un protocolo de atención sanitaria basado en la identificación temprana de los síntomas y signos del Ictus. Esto va a permitir que se traslade lo antes posible al paciente a la Unidad de Ictus de un centro hospitalario para su atención inmediata.


Si este es el caso, es muy importante actuar rápido y llamar al 061 detallando la situación para, si procede, activar lo más rápidamente posible un Código Ictus donde la asistencia médica debe ser urgente. Cada minuto es crucial para que la persona afectada sufra los menores daños posibles.


Francisco Redondo Viciana es médico de Urgencias del Hospital HLA Mediterráneo

 

Temas relacionados
Salud Medicina Sanitarios Hospital HLA Mediterráneo

para ti

en destaque