Cómo el ejercicio puede ser beneficioso frente al cáncer

El ejercicio físico puede desempeñar un papel fundamental para reducir riesgo de recurrencia

Beneficios del deporte para las personas con cáncer.
Beneficios del deporte para las personas con cáncer. La Voz

 Las pacientes que tienen o han tenido cáncer de mama y practican ejercicio de forma regular tiene una mejor calidad de vida en su día a día, según defiende la Asociación científica GEICAM, referente en investigación clínica del cáncer de mama en España.


"El ejercicio físico puede desempeñar un papel fundamental como estrategia para reducir tanto el riesgo de recurrencia del cáncer, como de la aparición de otras enfermedades (enfermedad coronaria, hipertensión arterial, diabetes mellitus, osteoporosis, obesidad, depresión, etc.) y contribuir de forma muy positiva a la supervivencia de las personas que han superado un cáncer", agrega.


Así, recuerda que las recomendaciones para pacientes con cáncer del Colegio Americano de Medicina Deportiva son similares a los de la OMS para pacientes sanos: 30 minutos de caminata rápida durante 5 días a la semana.


En el caso de las personas con cáncer, o que hayan superado un cáncer, señala que a la hora de prevenir otras enfermedades, se aconseja el realizar algunas actividades de tonificación combinadas con actividades aeróbicas: "Un estudio publicado en 2008 mostró que las mujeres activas tras el diagnóstico de un cáncer de mama tenían hasta un 67% de menos riesgo de recaída y un 45% de menor riesgo de muerte que aquellas que tenían un estilo de vida inactivo".



  Precisamente, en una entrevista con Infosalus, la jefa del departamento de Cáncer de Mama del MD Anderson de Madrid, la doctora Laura García Estévez, subraya que en una persona sana no solamente el ejercicio físico es fundamental a la hora de prevenir el cáncer, sino que éste acompañado de otros hábitos saludables, como el no fumar, seguir una dieta saludable, o el no beber alcohol, por ejemplo, puede ayudar a reducir hasta en un 30% la probabilidad de desarrollar la enfermedad.


  A su vez, la doctora García Estévez resalta que se tiene conocimiento de que en las persona en quimioterapia, "no se sabe muy bien por qué", pero la práctica de ejercicio físico favorece el que los efectos secundarios del tratamiento sean menores, de forma que las pacientes lo toleran mucho mejor.


En este punto, destaca además que aquellas pacientes que practican ejercicio tras superar el cáncer de mama reducen después las posibilidades de que éste se reproduzca, teniendo en cuenta que suelen ganar bastante peso los tres años siguientes al cáncer, así como durante el tratamiento, "y la obesidad o el sobrepeso son muy contraproducentes después del cáncer, ya tienen peor evolución", matiza la oncóloga.


En este contexto, la experta del MD Anderson sostiene que lo idóneo es que ese ejercicio sea pautado o controlado por un especialista. "Lo ideal sería estar en un gimnasio o alguien que le estuviera controlando, eso sería lo ideal", precisa la doctora García Estévez, indicando a la vez que lo imprescindible es que la paciente disfrute con esa práctica deportiva, le guste, para que así no lo abandone.


  Asimismo, la jefa del departamento de Cáncer de Mama del MD Anderson de Madrid recuerda que el año pasado un 'paper' de la prestigiosa revista científica 'Lancet' ponía de manifiesto que en países desarrollados como España, con un alto nivel de vida, hasta un 40% de mujeres no realizaban la actividad física recomendada por la OMS.


"Desde las instituciones falta mucho por hacer. En España cuando llega a la edad universitaria la mujer abandona el ejercicio físico y esto es algo que no deberíamos permitirlo", lamenta la doctora García Estévez.


Ideas
En este contexto, y dado que a veces nos es complicado comprometernos en la realización de la práctica deportiva, desde GEICAM aportan las siguientes recomendaciones para ayudarte a realizar esos cambios e incluir el ejercicio en tu día a día:


 - Realiza una actividad que te guste, sino disfrutas terminarás abandonándolo.


- Ponte objetivos realizables, no pienses en correr un maratón, pero sí puedes caminar 5 días a la semana 30 minutos, en bloques de 15 minutos.


- Inclúyelo en tu agenda: si es una actividad que planificas como cualquier otra, no acabarás haciéndolo solo si tienes ganas o si no tienes otras actividades. Hacer ejercicio puede ser fundamental a largo plazo para tu salud.


- Anota los días que lo realizas en un calendario o agenda, así verás la satisfacción de haber cumplido con tu objetivo.


- Hazte una lista de 'contra-excusas', así estarás preparada para contra-atacar las escusas de tu día a día.


- Compártelo con tu familia, de esta forma conseguirás integrarlo más fácilmente en tu vida, transmitiendo a tu entorno hábitos de vida saludables.

 

más leídas

últimas de Sociedad

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería