¿Crees que puedes engañar al alcoholímetro? Esto te dice la DGT

Siete trucos... que no dan resultado

Control de alcoholemia realizado por la Guarda Civil.
Control de alcoholemia realizado por la Guarda Civil. La Voz

Aunque sea en dosis muy pequeñas, el alcohol tiene una influencia negativa a la hora de conducir. Aunque te parezca exagerado, solo una cerveza o una copa de vino pueden afectar a tus reflejos, tal y como recuerda la Guardia Civil: "Cualquier cantidad ingerida afecta a tus reflejos durante la conducción, aumenta el tiempo de reacción, reduce el campo visual". Por esa misma razón, siempre es recomendable conducir sin haber ingerido ningún tipo de bebida alcohólica


En caso de que vayas a coger el coche, procura no saltarte nunca el límite permitido por la Dirección General de Tráfico (DGT). De esta manera, no solo eludirás una cuantiosa multa y la pérdida de puntos en tu carnet de conducir, sino que evitarás poner en riesgo tanto tu integridad como la del resto de personas que transiten por la carretera. ¿Sabías cuál es el límite? Según un estudio elaborado por la Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL), dos de cada tres conductores lo desconoce.


El estudio también refleja, entre otras cosas, que el 20% de los conductores creen que existen trucos para eludir controles de alcoholemia. Desde esperar más de dos horas antes de conducir hasta beber agua, tomar café o hacer deporte antes del control. Sin embargo, tal y como recuerda la DGT a través de su cuenta de Twitter, ninguno de ellos funciona: "No hay ninguna evidencia científica que lo avale", como repasa la Cadena SER.


¿Cuánto tiempo hay que esperar para conducir después de beber alcohol?

Si eres de lo que piensan que con echarte una cabezadita de un par de horas es suficiente, te equivocas. Según la DGT, esperar una o dos horas después de beber no funciona: "Solo funcionaría si la espera es muy larga y se sitúa en torno a las 5-6 horas, que sería el tiempo en que el organismo elimina las drogas en los niveles medidos por el test".


Chupar granos de café para reducir el alcohol en sangre

Tampoco tomar granos de café, puesto que no produce ningún efecto sobre la concentración de droga en la saliva: "La ingesta de café 'engañaba' a los primeros etilómetros hacía varias décadas, pero no produce ningún efecto sobre la concentración de droga en la saliva".


Beber agua para reducir el alcohol en sangre

Otro de los mitos más extendidos es que beber agua puede diluir la presencia de droga en la saliva. Sin embargo, tal y como recuerdan desde la DGT, no hay ninguna evidencia científica que lo avale: "Beber agua no diluye la presencia de droga en la saliva".


Sudar para reducir el alcohol en sangre

El alcohol se metaboliza en el hígado y después es expulsado del cuerpo por vía renal. Por lo tanto, la presencia de alcohol en el sudor es casi inexistente. Podrás hacer todo el deporte que quieras con el objetivo de eliminar todo el alcohol de tu cuerpo, pero no lo conseguirás.


Comer limones para reducir el alcohol en sangre

Otro de los consejos típicos para reducir el nivel de alcohol en sangre es comer limones. Sin embargo, tal y como recuerdan desde la Dirección General de Tráfico, no funciona: "Comer limones no produce ninguna alteración en la concentración de droga en la saliva, aunque sí estimula la producción de la misma".


Tomar bebidas energéticas para reducir el alcohol en sangre

Por otro lado, también hay quien recurre a las bebidas energéticas con el objetivo de eliminar el alcohol en sangre. No solo no funciona, sino que es peligroso: "Las altas concentraciones de estimulantes de estas bebidas pueden provocar la sumación de efectos. No diluye la concentración de droga y sí hay descritos casos de muerte súbita".


Dormir para reducir el alcohol en sangre

Por último, hay algunas personas que piensan que dormir ayuda a reducir el alcohol en sangre. Sin embargo, no es el sueño, sino las cinco horas de rigor las que ayudan a eliminar el alcohol en sangre: "El sueño, por sí mismo, no elimina la cantidad de droga presente en el organismo. Únicamente si se trata de un sueño de más de cinco horas produciría un efecto, pero no por el hecho de dormir, sino por el tiempo transcurrido". En definitiva, el único truco para reducir los niveles de alcohol en sangre es descansar.


 

más leídas

últimas de Sociedad

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería