Consejos para prevenir el golpe de calor

Las altas temperaturas ocasionan una mayor probabilidad de sufrir un golpe de calor

No se recomienda tomar el sol en horas de máximo calor.
No se recomienda tomar el sol en horas de máximo calor. Pixabay

Son muchos los riesgos que pueden ocasionar golpes de calor en el periodo de verano. El golpe de calor aparece cuando el cuerpo aumenta rápidamente la temperatura y el organismo no lo puede controlar. Se puede reconocer cuándo la piel se calienta, se pone de color rojo y se seca. Se produce dolor de cabeza, náuseas, somnolencia, sed intensa, convulsión, pérdida de conocimiento y agresividad inhabitual.


La Consejería de Salud sostiene que las personas más sensibles al calor son los mayores de 65 años que vivan solas. Las personas dependientes como las que padezcan alteraciones de memoria, comportamiento o pérdida de orientación. Personas con enfermedades crónicas como puede ser problemas cardiovasculares, respiratorios, diabetes y obesidad, entre otras. Personas que toman medicación como los antidepresivos, diuréticos o antihipertensores. Personas con patologías agudas, o que tengan dificultad para adaptarse al calor. Menores de 5 años y lactantes.


La soledad, el asilamiento social, las viviendas difíciles de refrigerar o que no tengan, el ejercicio físico intenso y los trabajos expuestos al calor son otras condiciones que aumentan el riesgo. Como informa la Oficina de la Consejería de Salud, los principales síntomas de alerta para el golpe de calor son el aturdimiento, calambres musculares, debilidad, cansancio, una rápida elevación de la temperatura corporal, insomnio y agitación nocturna inhabitual, además de las mencionadas anteriormente.


¿Qué hay que hacer para evitarlo?

La doctora Carmen Sánchez Borja, supervisora de Medicina Preventiva del Hospital Torrecárdenas, recomienda que cuando las temperaturas sean muy elevadas hay que protegerse del calor, evitar las salidas y las actividades físicas en las horas de temperaturas más altas.


A la hora de salir a la calle, proteger la cabeza, llevar ropa ligera de algodón, de color claro. Hidratarse, llevar una botella de agua y mantenerse a la sombra. Impedir el paso del calor cuando la temperatura de la calle sea mayor que en la vivienda, abriéndolas por la noche, que esa temperatura disminuye.


Permanecer en las habitaciones más frescas de la casa, en el caso de no tener una habitación fresca, se recomienda ir a los locales que estén climatizados. Bañarse varias veces al día y humedecer la ropa. Hidratarse continuamente en el día con agua, zumos de fruta, leche, sopas frías, o el gazpacho.  No consumir bebidas alcohólicas que deshidratan, evitar los excitantes como el té y el café.


Fraccionar las comidas en cantidades moderadas, preferentemente consumir fruta y verdura, evitar las comidas calientes y pesadas, según aconseja la información de Oficial de la Consejería de Salud. Además, en el caso de tomar medicamentos, hay que consultar a su médico o farmacéutico para su correcto mantenimiento.



Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/4/sociedad/174800/consejos-para-prevenir-el-golpe-de-calor

 

más leídas

últimas de Sociedad

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.