Despedida con honores a ‘Elton’, el perro que buscó al pequeño Gabriel

El animal se retira tras trabajar junto a la Guardia Civil en más de 500 casos

Imagen difundida por la Guardia Civil.
Imagen difundida por la Guardia Civil. La Voz

Fue uno de los nombres propios en aquellos días grises en los que los ojos de toda España miraban hacia Almería buscando a Gabriel Cruz. Un pastor belga malinois que recorrió una y otra vez el entorno en el que desapareció el pequeño tras el rastro de alguna pista que pudiera ayudar a localizarle. Ahora, casi un año después, ha llegado el momento de que ‘Elton’ descanse tras haber trabajado en más de 500 casos junto a la Guardia Civil. 


La Benemérita ha despedido "con honores" al carismático animal, especializado en la detección de restos biológicos y parte del Servicio Cinológico de la Guardia Civil desde hacía más de una década. "Fue capaz de aportar la prueba de un asesinato detectando una gota de sangre", ha recordado el instituto armado a través de Twitter junto a una foto en la que aparece el animal junto a una placa.



A lo largo de su trayectoria, ‘Elton’ participó en la búsqueda de Diana Quer, Marta del Castillo y Yéremi Vargas, además de la de Gabriel. También en las investigaciones del asesino de Pioz o en el caso del descuartizador de Majadahonda.


Y en sucesos menos mediáticos pero de muy complicada resolución, como cuando logró localizar pequeños restos humanos de una persona desparecida entre los escombros tras la explosión de una almazara en un pueblo de Cáceres o halló restos de sangre en una vivienda mallorquina en la que se había producido un homicidio y se habían intentado ocultar las pruebas limpiando la escena del crimen de distintas maneras


Según Juan Manuel Sánchez García, el agente-guía del perro, ‘Elton’ es poseedor de unas "características excepcionales" para la detección gracias a su "gran capacidad de investigación", que le hacía ser "excesivamente minucioso" en su labor. "Llega a sorprenderme a mí tanto a los investigadores con los que 'Elton' trabaja habitualmente codo con codo. En él depositan la confianza de los registros más minuciosos en busca del rastro de cualquier presunto homicidio. En su nariz, un pequeño 'laboratorio' capaz de localizar distintos restos humanos independientemente de la antigüedad de los mismos", expresó el guardia civil en la ficha del animal, que se jubila con la satisfacción del deber cumplido.

más leídas

últimas de Sociedad

newsletter

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.