Los fraudes más frecuentes que te puedes encontrar en tu WhatsApp o en el correo

¡Atención! Si has recibido alguno de ellos, no los compartas con terceros

Los fraudes en redes sociales son cada vez más habituales.
Los fraudes en redes sociales son cada vez más habituales. Pixabay

Este martes se celebra el Día Internacional de la Internet Segura. Un evento, promovido por la Comisión Europea, que se celebra cada mes de febrero con el objetivo de promover entre los más jóvenes un uso seguro y positivo de las tecnologías. Todo ello a través de diversas actividades mediante las que los usuarios de Internet podrán aprender a detectar todo tipo de amenazas y librarse de ellas con facilidad. 


Un año más, recuerda la Cadena SER, uno de los principales focos de atención durante este evento recaerá sobre las redes sociales, el correo electrónico y servicios de mensajería instantánea como WhatsApp o Telegram.


Plataformas, utilizadas por millones de personas en todo el mundo, que son una gran herramienta de comunicación pero que al mismo tiempo pueden llegar a ser un peligro por su capacidad para transmitir noticias falsas y timos en cuestión de segundos. Por esa misma razón hemos seleccionado algunos de los fraudes más frecuentes en la red.


Los timos relacionados con las facturas de la luz o tus cuentas bancarias

Los piratas informáticos suelen esconderse tras situaciones cotidianas de nuestro día a día para atraer a sus víctimas y hacerse tanto con sus datos personales como con los bancarios. Por esa misma razón, uno de los ganchos habituales a la hora de llevar a cabo este tipo de timos suelen ser las compañías eléctricas como Endesa, o entidades bancarias como Santander.


El método de actuación de los cibercriminales en estos casos suele ser similar. En primer lugar, los hackers envían un correo fraudulento a sus víctimas haciéndose pasar por la eléctrica mediante el que se les indica que han pagado dos veces el mismo recibo y se les insta a solicitar la devolución de lo cobrado indebidamente, que puede llegar a superar los 600 euros en algunas casos.


Para verificar su identidad, la víctima tendrá que pinchar sobre un enlace fraudulento que la redirige hacia una página falsa desde la que pueden hacerse con todos tus datos. Por esa misma razón, si tu compañía te ofrece una suculenta cantidad de dinero, contacta con ella a través de los canales oficiales para verificar si es cierto o se trata de un correo fraudulento.


Desconfía si Netflix necesita tus datos bancarios

Cada vez son más las personas que disponen de una cuenta en Netflix. Por esa misma razón, los piratas informáticos también se hacen pasar por la popular plataforma de vídeo en streaming para hacerse con los datos de millones de usuarios. Todo ello a través de estafas como el mensaje que nos promete un año completo de acceso gratuito a los contenidos de la plataforma a cambio de nuestros datos o los correos electrónicos que piden al usuario sus datos bancarios para realizar distintas gestiones.


Uno de los más populares durante las últimas semanas es el correo electrónico mediante el que Netflix te confiesa que están teniendo problemas a la hora de gestionar tu tarjeta de crédito: "Estamos teniendo algunos problemas con su información actual".


Después de explicar que están haciendo todo lo posible para recuperar tu cuenta, los ciberdelincuentes te ofrecen varios consejos para que puedas volver a utilizarla con normalidad. Desde verificar tus detalles de facturación hasta iniciar un "proceso de verificación" de tu cuenta. Un proceso de verificación, que se asemeja al de Endesa en el ejemplo anterior, que tiene como objetivo hacerse con sus datos. Una vez más, recuerda, fíate únicamente de canales oficiales y consulta con Netflix para verificar la información.


Ojo a los bonos y a los vales de descuento

Nada es gratis en Internet. Por esa misma razón, si Mercadona, Carrefour o Zara te ofrecen vales de descuento de hasta 60 euros a cambio de contestar a tres sencillas preguntas, desconfía. Durante estos últimos meses, los piratas informáticos también se han hecho pasar por las grandes compañías con el objetivo de hacerse con los datos de los usuarios.


Todo ello a través de mensajes como "¡Estamos celebrando nuestro 60 aniversario y regalando un bono de 60 euros!". Mensajes, que captan la atención del usuario, que no son más que anzuelos para que la víctima caiga en la trampa. Después de responder a estas tres preguntas, los hackers te felicitarán por haber ganado uno de los vales y te invitarán que compartas tu resultado en las redes sociales. Todo ello para tener más datos sobre ti. No piques, dirígete a los canales oficiales y verifica que es verdad.


El nuevo embajador de Nike o Adidas

Durante estos últimos meses, Instagram se ha llenado de cuentas falsas que dicen reclutar influencers para convertirlos en embajadores de sus marcas. Desde Nike o Adidas hasta Hollister o Gucci. No obstante, no es más que una estafa que tiene como objetivo engordar cuentas falsas de la red social con miles de seguidores para venderlas posteriormente a terceros o cambiarle el nombre para subir otro tipo de contenido y ganar dinero con publicaciones patrocinadas.


En esta ocasión, los cibercriminales piden a sus víctimas que sigan a la cuenta "oficial" de la promoción y que compartan una imagen en sus historias mencionando a la compañía. Todo ello a cambio de paquetes mensuales de ropa, tarjetas de regalo y promoción en sus redes sociales. No obstante, tras seguir cada uno de estos pasos, la compañía no cumplirá lo prometido. Por esa misma razón, no lo compartas con terceros para evitar que se propague.


Las extorsiones con vídeos sexuales

Uno de los fraudes más recurrentes es el que tiene como objetivo extorsionar a sus destinatarios a cambio de bitcoins. Todo ello a través de un supuesto vídeo de contenido sexual, mediante el que los piratas informáticos pretenden obtener importantes sumas de dinero de sus víctimas.


Después de comunicarle que le ha hackeado el ordenador, el pirata informático dice haber encontrado unos vídeos pornográficos en los que la víctima aparece masturbándose. Por esa misma razón, el hacker amenaza al receptor del mensaje y le asegura que enviará este vídeo a todos sus contactos en las próximas 48 horas si no envía 289 dólares en bitcoins a una dirección en concreto: "Tienes 48 horas para pagar".


Sin embargo, no es más que un timo. Para evitar caer en este tipo de estafas, la OSI recomienda no abrir ningún correo electrónico de usuarios desconocidos y eliminarlos directamente. En caso de que lo hayas abierto, no contestes en ningún caso y, sobre todo, no compartas información personal. De esta manera evitarás caer en estos casos de extorsión que tan solo pretenden hacerse con importantes cantidades de dinero.

más leídas

últimas de Sociedad

newsletter

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.