`Los Coloraos´, liberales constitucionalistas del S. XIX

`Libertad o Muerte´ era lema de estos hombres

Tras el acto oficial de conmemoración en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, una ofrenda floral en la Plaza Vieja donde se ubica el Pingurucho.
Tras el acto oficial de conmemoración en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, una ofrenda floral en la Plaza Vieja donde se ubica el Pingurucho. La Voz
María Martínez
20:59 • 18 ago. 2022

Como si de una premonición se tratase, se encontraba caminando por el llamado ‘Camino Viejo’, que unía la ciudad de Almería con los pueblos del Poniente y Málaga. Ruta que fue ensanchada en el siglo XVIII para carruajes y animales de carga, abandonada cuando se abrió la carretera del Cañarete en 1881. 


Orador

Hablamos de Ginés Valera Escobar, abogado urbanista con un amplio currículum que pasa por la docencia, colaboraciones esporádicas en prensa, coautor de libros, miembro del Instituto de Estudios Almerienses, realizador de reportajes y documentales y así un largo etcétera que le convierten en un auténtico erudito. El mismo que recibió la llamada del entonces alcalde de Almería, Ramón Fernández Pacheco, actual consejero de Medio Ambiente,  Sostenibilidad y Economía Azul, solicitándole que fuera el orador en la conmemoración de la festividad de los Mártires de la Libertad, `Los Coloraos´.



 “Para mí fue un orgullo. Y mientras hablaba con él y miraba al frente, con la imagen de la Alcazaba y el barrio del Reducto, donde fueron fusilados Los Mártires de la Libertad, 22 de ellos, fue un momento muy especial para mí”, afirma Valera. Almería va a celebrar este miércoles 24 agosto el 198 aniversario del homenaje a los Mártires de la Libertad ‘Los Coloraos’ que, procedentes de Gibraltar, desembarcaron en Almería con la intención de levantar a sus habitantes contra el régimen absolutista de Fernando VII, acabando apresados y fusilados. “De rodillas y de espaldas fueron fusilados en la plaza Pavía. Aunque no fueron los únicos”, matiza.


1824



En agosto de 1824, en plena década ominosa, un periodo oscuro durante el final del reinado de Fernando VII, una pequeña expedición de 45 voluntarios vestidos con el uniforme de marina británico, de un característico color rojo y que a la postre les haría ser conocidos como los Coloraos, zarparon desde Gibraltar con destino Almería donde consiguieron arribar del Bergantin Federico e intentaron tomar la ciudad, pero todos los liberales que iban a contribuir al éxito del ataque fueron delatados. Los primeros 22 liberales constitucionalistas apresados fueron fusilados, junto a la muralla del Socorro, en la zona del Reducto, murieron a manos de los Realistas enfundados con una descarga. “La idea era estigmatizar a estos fusilados por haber tomado las armas contra Fernando VII de forma que los dejaron ahí a merced de las alimañas”, explica Valera. 


Sepultura



Los Frailes Franciscanos, entre ellos el padre Miguel de Perceval, les dieron auxilio espiritual y los habían confesado “porque no todos eran masones ni miembros de las sociedades secretas, había también católicos y pidieron confesión”, matiza. Una vez fallecidos, los enterraron junto a la Iglesia de San Juan.


Temas relacionados

para ti

en destaque