Ya está abierto Burro Canaglia, una experiencia para los cinco sentidos

Desde este lunes Almerimar cuenta con un concepto único de restauración

M. R. Cárdenas 16:39 • 12 sept. 2022

La cocina italiana ya nunca se verá con los mismos ojos, al menos en Almerimar, donde desde este lunes los vecinos y visitantes cuentan con un nuevo restaurante que convierte cada visita en una experiencia para los cinco sentidos.


Burro Canaglia, una cadena de restaurantes sevillana, que ya ha abierto sus puertas en la Avenida del Mar con un local de más de 400 metros cuadrados frente a la playa, trae hasta la provincia la reinvención de la comida del país transalpino con todas las letras "y con todo el cariño", pues las pastas, las pizzas o los risotos que el nuevo restaurante ofrece a sus comensales poco tienen que ver con lo que uno está acostumbrado a degustar en cualquier local italiano.


Una pizza con llamas cuando llega a la mesa, toques asiáticos en platos 'made in Italy', su propia cerveza y su propio vermut y un ambiente único hacen de Burro Canaglia un lugar especial del que ya se puede disfrutar en Almerimar, donde este domingo se celebró una inauguración por todo lo alto en la que los asistentes pudieron comprobar de primera mano la reinvención de la cocina italiana que propone el restaurante, el primero que 've la luz' en la provincia de Almería y el primero en formato 'chiringuito' que se suma a los que ya tiene distribuidos en otras ciudades como Alicante, Sevilla, Madrid, Huelva y Málaga.





Panorámica del restaurante que acaba de abrir en Almerimar.
Panorámica del restaurante que acaba de abrir en Almerimar.La Voz



Perteneciente al grupo The Clandestine Hub, Burro Canaglia abre todos los días de la semana desde las 12:00 a las 02:00 con horario de comidas, 'tardeo', cenas y 'momento copas' nocturno en el que los comensales pueden sentir que están en un lugar único que cuenta con 400 metros cuadrados, y que se encuentra dividido en terraza interior con una capacidad de 52 comensales, terraza descubierta con una capacidad de 48 personas y un amplio salón con capacidad para más de 70 personas, con mesas altas y bajas y una gran barra central para los amantes del vermú y la coctelería. 


Y es que el interior del local ha sido cuidado al detalle de la mano de Refugio Blanco S.L, que reinterpreta el clásico concepto de chiringuito. Convirtiéndose, por tanto, en un local de estructura radial preexistente que protagoniza la organización del espacio interior. El manejo de texturas y colores propios de este tipo de establecimientos hizo el resto. La vegetación se apodera interiormente del local como testigo del paso del tiempo. El manejo de la iluminación juega también un papel protagonista en la magia que atrapa al visitante. Esto se consigue gracias a la sinergia de grandes especialistas de cada sector.




Interior del local.
Interior del local.La Voz


Una experiencia 360 para los sentidos en la que platos como el carpaccio de presa ibérica de bellota con lascas de parmiggiano, diferentes tipos de raviolis crujientes, las pizzas al horno de piedra, risoto de placton, la ensaladilla de patatas moradas o postres como la tarta de queso trufada y el tiramisú, que se sirve en una cafetera italiana con hielo seco que provoca un humo que convierte este postre tradicional en una experiencia única, harán que cada visita se convierta en una experiencia única en la que, a buen seguro, será obligatorio repetir.


Temas relacionados

para ti

en destaque