Potenciando numerosos actos culturales para salir adelante en Turrillas

La llegada de la pandemia hizo mucho daño a un pueblo que tenía en sus fiestas

Potenciando numerosos actos culturales para salir adelante enTurrillas.
Potenciando numerosos actos culturales para salir adelante enTurrillas.
La Voz
23:24 • 28 nov. 2021

Mirar al futuro valorando el presente. Este parece ser uno de los lemas que se están siguiendo en Turrillas para intentar que esta pequeña localidad continúe siendo lo que es hoy en día. Y mirar al presente en Turrillas es hacerlo a muchas actividades que se perdieron por culpa de la pandemia y que al fin están volviendo a realizarse una vez que la situación saniaria ha mejorado.


De este modo, Turrillas está recuperando eventos como sus Fiestas Patronales, que han estado prácticamente dos años sin poder llevarse a cabo en su plenitud, así como alguna de sus conocidas romerías que constituyen uno de sus principales atractivos turísticos. Son eventos que cada año van a más y que se vieron frenados irremediablemente por la pandemia, que también cortó iniciativas como el Belén Viviente, que comenzó a hacerse hace unos años. Ahora regresa, concretamente el 19 de diciembre, día en el que el Ayuntamiento ha organizado diferentes actos que complementen a esta representación como una degustación de platos realizados con productos de la zona. Se espera que sean muchos los vecinos de la comarca que se acerquen.

Turismo activo

A estos eventos de carácter cultural que el Ayuntamiento de Turrillas quiere potenciar de nuevo una vez que el coronavirus ha dado una tregua, se suman otras actividades de interés para los visitantes, y es que Turrillas se asienta en un entorno digno de desubrir.




Así, el Consistorio está apostando por el turismo rural mediante el desarrollo de algunos senderos. El de Las Cucas, con 12,5 kilómetros, y la Loma del Perro, con 10,5 kilómetros, son los dos más conocidos y demandados por los usuarios. Se trata de recorridos espectaculares que discurren en plena naturaleza y que ofrecen al senderista diversas áreas recreativas en las que comer, descansar o disfrutar del entorno. El Ayuntamiento se ha puesto manos a la obra para mejorar algunos desperfectos que poseen y embellecer estas rutas que sirven para que muchas familias vayan a pasar el día a la localidad, haciendo que la economía del municipio se reactive.

Demografía

Turrillas apenas llega a los 250 habitantes censados, siendo uno de los pueblos más pequeños de toda la provincia. Además, parte de su población está en una edad muy avanzada, lo que hace que el futuro del municipio se torne repleto de retos para el Ayuntamiento.




Por ello, fomentar eventos culturales como las Fiestas Patronales o las romerías, así como recorridos naturales por el entorno, es una buena forma de llamar la atención de vecinos de toda la comarca, que acuden a Turrillas para disfrutar de estos eventos que otorgan un valor añadido al municipio.


Estas estrategias llevadas a cabo por el Consistorio adquieren especial relevancia si se entra a valorar los pocos recursos con los que cuentan, pero gracias a los esfuerzos de todos los vecinos del pueblo el futuro de la localidad parece estar ahora más claro que nunca.



Lucía arrieta siles: Comida para todos durante el confinamiento





Lucía Arrieta es la propietaria del Restaurante El Mirador de Turrillas. Por tanto, pertenece a uno de los sectores que peor lo pasaron en la pandemia. Tuvo que cerrar sus puertas durante el confinamiento, pero no cesó su actividad. Turrillas, un pueblo lleno de personas en avanzada edad y dependientes, lo pasó especialmente mal en los meses más duros de la enfermedad, y es por ello por lo que Lucía decidió actuar. En su restaurante, a puerta cerrada, cocinó platos para muchos de sus vecinos que ella misma les dejaba en sus casas. Y no fue lo único, sino que les hacía la compra o les ayudaba en lo que fuera necesario. “No solo durante la pandemia, sino cada vez que lo necesitamos. Es una persona que siempre está dispuesta a ayudar”, señalan desde el pueblo. Una forma de dar una segunda vida a su restaurante en la época más difícil para la hostelería, y es que hay personas que trabajan de forma altruista para ayudar a las demás. Lucía es una de ellas. Y Turrillas siempre le estará agradecida.



Temas relacionados

para ti

en destaque