Fiñana recurre al patrimonio cultural para avivar el turismo

La prolongada presencia musulmana ha dejado construcciones y vestigios fácilmente reconocibles

Fiñana recurre al patrimonio cultural para avivar el turismo.
Fiñana recurre al patrimonio cultural para avivar el turismo. La Voz

La ubicación estratégica de Fiñana, ha marcado su propio devenir, tanto desde el punto de vista geográfico como histórico. Fiñana fue un confín en disputa durante mucho tiempo. Hoy resulta una sucesión de culturas. Una fortaleza mora, una iglesia y una mezquita son sus hitos; centro de su término indiscutible, aunque su área de influencia lo rebasa por el valle del río Nacimiento.


La iglesia y la mezquita, dos privilegios, hacen manifiesta la evolución de los credos, con sus modos de vida, como en otros lugares del entorno; cohabitación y superposición de moradores trascendente a la actual diversidad y complejidad paisajística.

Alcazaba

Los restos de la alcazaba declaran su ubicación en un pasillo natural de tierra fronteriza recurrentemente disputada desde fuera, pues se encuentra entre Guadix, Baza y Almería, y desde dentro, pues acaparaba los términos actuales de Abla, Abrucena y Las Tres Villas, a pesar de haber tenido distintos concejos.




La Alcalzaba y el Aljibe fueron construidas en el siglo X. Su estado de conservación es de progresivo deterioro dada la poca atención que se le ha dado al monumento por parte de las autoridades pertinentes. Es de propiedad privada, pero el acceso al exterior es libre.


La prolongada presencia musulmana ha dejado construcciones y vestigios fácilmente reconocibles, pero también otros menos aparentes pero más funcionales y cotidianos, como los sistemas de regadío y canalizaciones, los molinos, la toponimia de la zona o el trazado irregular de las calles.




La Alcazaba es el testimonio material más importante de la huella musulmana, posiblemente anterior al siglo X, pues las crónicas nos mencionan al asedio de Abderrahman III a la fortaleza de Fiñana en el 913 para sofocar el levantamiento de Ibn Hafsun. Fue declarada Bien de Interés Cultural por la Resolución de 22 de junio de 1993 con la categoría de Monumento. Por ello, los planes de futuro de este municipio se arraigan a su tradición cultural.



Antonio Manuel Rivas Gallardo: Un referente empresarial




En 1988 Antonio Manuel Rivas Gallardo funda Rivaspunt s.a., una empresa dedicada a la fabricación de género de punto especializada en caballero. Rivaspunt S.A. ha conseguido consolidarse dentro del sector como una empresa fuerte que avanza adaptándose a las exigencias del mercado actual. Está presente en todo el ámbito nacional, comercializando sus productos a través de tres marcas distintas, siendo “metal” la de mayor difusión. Cuenta con un equipo humano compuesto por 35 personas y grandes instalaciones. Para la elaboración de sus artículos dispone de la tecnología más avanzada.


 

Temas relacionados
Fiñana Diputación de Almería Día de la Provincia

para ti

en destaque