La lluvia también se apunta a los ‘mediosdías’ del centro de Almería

Las tormentas hicieron acto de presencia en el centro de la capital con una escasa lluvia

La tradición manda que la lluvia haga acto de presencia en alguno de los días de la Feria de Almería y este año no ha sido una excepción: a pesar de la suspensión oficial de la Feria, cuatro gotas han aparecido en el mediodía de este martes para recordar esa costumbre meteorológica tan almeriense. 


Quizás sea para justificar el consumo de migas en pleno mes de agosto, quizás como aviso de lo que pueda pasar en septiembre o, simplemente, porque tocaba. El caso es que ayer también llovió, como cada año en la Feria de Almería.


No obstante, lo poco que cayó no frenó a los almerienses a la hora de disfrutar un día más de las opciones gastronómicas y hosteleras del centro de la ciudad.



Ambiente

Lo cierto es que el martes sorprendió. Si bien desde el inicio de la ‘no Feria’ el centro ha tenido vida día tras día con terrazas repletas y bares llenos de reservas, este martes se evidenció que la Feria de Almería va a más, como cuando era la Feria normal de siempre.



Así, se empezaron a ver terrazas abarrotadas y almerienses yendo y viniendo en busca de un lugar donde disfrutar del martes de ‘no Feria’.


Todo ello, con otro aumento significativo respecto a otros años: el de turistas nacionales, que disfrutan, y mucho, de la gastronomía almeriense y del ambiente que presenta el centro en estos últimos días del mes de agosto.


Ahora, quedan por delante solo cuatro días que se presentan intensos para almerienses y turistas: un último ‘sprint’ en los días de la Feria más atípica para disfrutar de cada rincón y de cada opción en la amplia oferta hostelera del centro de la ciudad, donde además ya está la Feria de Alfarería.


Todo eso, lo quiera el tiempo o no: ya ha quedado demostrado que la lluvia no frenará esta Feria.

 

Temas relacionados
Feria de Almería Bares Hostelería

para ti

en destaque