La prohibición de Robertone

El centrocampista del Almería prefiere no hablar aún de Primera

Lucas Robertone entrenando al máximo en la zona mixta del Estadio.
Lucas Robertone entrenando al máximo en la zona mixta del Estadio. UD Almería

Lucas Robertone echa el balón al suelo. El centrocampista de la UD Almería no quiere hablar de objetivos a largo plazo cuando todavía no se ha jugado ni un amistoso ni tampoco se ha completado la plantilla 2021-2022. Será la segunda campaña del argentino en el Mediterráneo y Rubi le va a dar galones por su enorme proyección, siendo de los más destacados en el cierre de la Liga anterior. Para Lucas, ahora es el momento de trabajar física, táctica y mentalmente una temporada en la que volverán a pelear por la zona de cabeza de la categoría de plata.


Adaptado
Nada de timidez. Robertone tiene que dar un paso al frente desde el primer día, y es que pese a sus 24 años se ve con capacidad de liderar el centro del campo y asistir a los delanteros. No fue sencillo para el centrocampista el ejercicio 20-21 por haberse perdido parte de la preparación de la Liga, y además confía en el estilo que tiene el míster: “Llegué aquí después de la primera jornada, en plena pandemia, y no completé la pretemporada. Ahora todo es más sencillo y nos ilusiona lo que estamos trabajando por Rubi”.


El cambio de continente, de vida, y de fútbol no supuso un frenazo en la carrera de Robertone, sino todo lo contrario. Almería ya es su casa y firmó un contrato de larga duración para crecer n el Mediterráneo y alcanzar la élite del balompié como rojiblanco, y es que su techo deportivo aún queda muy lejos: “No sentí demasiado el cambio por mi estilo, que en Segunda se parece al de Argentina. Fui de menos a más, los compañeros me ayudaron, me afiancé en el grupo y pude terminar en buena forma”.



Menos ritmo
Tiene que bajar las pulsaciones en los partidos para no cargarse pronto de amarillas, y es que a su juicio, en España se castiga mucho más el contacto que en Argentina. El jugador señala que es ese carácter que muestra en el césped le vendrá bien siempre que mantenga el control de la situación: “La intensidad es un factor importante y en Argentina se da más el ritmo y el choque que en España, así que me tengo que adaptar, controlarme un poco. Puedo aportar carácter a los compañeros”.


Calma
Nadie esconde que el Almería es uno de los candidatos o favoritos al ascenso, aunque a Robertone no le gusta nada poner ya etiquetas públicamente cuando queda un mes para el inicio de la campaña. El fútbol pone a cada uno en su sitio y el argentino confía plenamente en la capacidad del club para conjuntar una plantilla con garantías de éxito: “Nos tenemos que sacar la presión desde el primer momento y así seguro que nos van las cosas bien. No se puede empezar a hablar ya de ascender y ascender, cuando todavía no hemos jugado ni un partido. Mi fe en el equipo es máxima, pero con calma”.



Un mes especial
Con argentino e internacional en las categorías inferiores, Lucas Robertone vivió la final de la Copa América en Almería y lo celebró por todo lo alto, y es que en su país se vive el fútbol como una religión: “Argentina necesitaba un título importante e inmerecidamente se nos escaparon varias finales. Messi tenía mucha presión y me alegro también por algunos compañeros con los que competí en categorías inferiores”. Un jugador sin miedo a nada en el Almería.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/338/ud-almeria/218485/la-prohibicion-de-robertone

 

Temas relacionados
Fútbol Segunda División LaLiga

para ti

en destaque