Los juristas de confianza

Ilustre Colegio Oficial de Procuradores de los Tribunales de Almería

Junta de Gobierno.
Junta de Gobierno. La Voz

Muchos hemos oído hablar de ellos, pero pocos sabemos realmente qué significa ser un procurador. Estos profesionales se encargan de la representación procesal en un proceso judicial. Entre sus funciones principales, destacan el seguimiento de todo el procedimiento, la realización de todos los trámites procesales y la asistencia a las diligencias y actos del pleito en representación de su cliente, el contacto permanente con el abogado, que asume la representación legal, o el pago de los gastos generados a instancias del cliente. Además, se encargan de toda la relación con los tribunales, con quienes colaboran en la Administración de la Justicia.


Para ejercer como procurador, es imprescindible ser licenciado o graduado en Derecho, obtener el título de Procurador que concede el Ministerio de Justicia y colegiarse en el Colegio Oficial más cercano a su despacho, donde, al incorporarse, deberá prestar juramento ante su Junta de Gobierno. Aquí radica la importancia de esta organización profesional, que en Almería está integrado por un total de 160 colegiados, la mayoría de ellos mujeres y menores de 55 años.


El Colegio Oficial de Procuradores de los Tribunales de Almería es el garante y el defensor de la profesión en la provincia. Está regido por una Junta de Gobierno elegida democráticamente, y presidida por su decana, María del Mar Gázquez Alcoba. El Consejo General es el principal órgano de coordinación de los colegios y, junto con la Asamblea de Decanos, es uno de los máximos órganos decisorios y rectores de los procuradores en nuestro país.



En este año, y a través del Consejo General, se han continuado ofertando acciones formativas a los colegiados, con el objetivo de garantizar el reciclaje permanente de los profesionales. Entre los asuntos abordados en estos meses, destacan la mediación, el arbitraje o la inteligencia emocional, y las herramientas tecnológicas al servicio del procurador. Además, desde el Colegio también se pueden solicitar estos servicios profesionales en caso de necesidad.


Esta profesión afronta nuevos retos en los próximos años, entre ellos, obtener una mayor implicación en el proceso de ejecución de un pleito, al igual que reclaman otros operadores jurídicos. Esta reivindicación supondrá la actualización del cobro, el periodo procesal más útiles, y situarlo al nivel del resto de países de nuestro entorno. 



Así, los procuradores se perfilan como la mejor herramienta para tener un sistema judicial ágil y eficiente, del que se beneficien empresas y particulares, y en el que, en caso de litigio, los procesos ejecutivos se resuelvan con mayor rapidez y eficacia.


 

Temas relacionados
Justicia

para ti

en destaque