“Almería es una tierra de emprendimiento y de un enorme talento”

Fernando Paniagua Salvador, presidente del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas

Fernando Paniagua.
Fernando Paniagua. La Voz

Con tres meses en el cargo, Fernando Paniagua llega a la presidencia decidido a trabajar por un sector fundamental para la provincia. Motor de la economía almeriense y con un incuestionable compromiso con la calidad y la seguridad.


Ha tomado posesión recientemente como presidente de COITAAL, ¿qué le llevo a dar el paso?

Si, concretamente tres meses. Presidir el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Almería supone un gran orgullo profesional y una gran satisfacción personal por estar al frente de un colectivo humano y profesional tan importante y esencial para la sociedad, como es la ingeniería agrícola.



Personalmente, recibo este reto con mucha ilusión por la relación tan estrecha que he tenido desde pequeño con la agricultura y la responsabilidad de trabajar por un colegio profesional muy numeroso, que juega un papel muy relevante y profundamente vinculado con el sector agroalimentario, agropecuario y agroindustrial de nuestra provincia.


COITAAL, es una corporación de derecho público bien estructurado, con bases sólidas y pretensiones alcanzables, fruto del trabajo bien hecho por las anteriores Juntas de Gobierno y del esfuerzo y sacrificio de sus presidentes a lo largo de sus cuarenta y tres años de historia.



La mejora de las condiciones laborales y salariales de los ingenieros técnicos agrícolas en la provincia de Almería, ¿el objetivo principal de su mandato es poner en valor a la profesión?

Así es, el objetivo prioritario es mejorar las condiciones laborales y salariales de nuestros compañeros, para ello se ha decidido iniciar una ronda de contactos con los agentes sindicales de la provincia y con los representantes empresariales para transmitir la necesidad de revisar cuanto antes los diferentes convenios colectivos que, en función de cada caso concreto, se aplican actualmente a los ingenieros técnicos agrícolas, un colectivo profesional muy numeroso en la provincia de Almería.


Además de las ya mencionadas gestiones de ámbito provincial, COITAAL se coordinará en esta materia con el Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Técnicos Agrícolas, de ámbito nacional. Recientemente, la secretaria de la Junta de Gobierno de COITAAL, Carmen García y yo, hemos entrado a formar parte del grupo de trabajo “Puesta en valor de la profesión”, a través del que se canalizarán hacia las administraciones competentes y agentes sociales todas las reivindicaciones profesionales de este colectivo en toda España.


Se va a realizar tanto una ronda de contactos con sindicatos y empresas como un estudio diagnóstico, ¿considera que la diversificación del trabajo del Ingeniero Técnico Agrícola ha difícil unificar esta visión del colectivo profesional?

La Junta de Gobierno de COITAAL ya ha comenzado a recopilar información para hacer un diagnóstico actualizado de las condiciones laborales de los ingenieros agrícolas. Debido a la gran diversidad de tareas para las que están cualificados los ingenieros agrícolas y los diferentes grados de especialización que se requieren en el sector agroalimentario, estos profesionales pueden ser contratados al amparo de convenios colectivos diferentes con tablas salariales muy dispares. 


Queremos aunar criterios y que la titulación de ingeniero técnico agrícola conlleve unas condiciones laborales y salariales acordes a nuestra cualificación profesional, independientemente del convenio colectivo que aplique cada empresa. 


Nos hacemos eco así de las demandas de nuestros colegiados y del malestar existente entre nuestros compañeros de profesión y hemos decidido dar máxima prioridad a esta reivindicación que ya no puede esperar más.


¿Por qué consideran necesaria la obligatoriedad de la receta fitosanitaria?

COITAAL reclama la necesidad de presentar la prescripción (receta) para poder adquirir determinados productos fitosanitarios. Para que la receta fitosanitaria sea obligatoria solo habría que modificar el RD 1/2015, por el que se aprueba el texto refundido de la ley sobre garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios. En este sentido, será necesario incluir en la legislación a los productos fitosanitarios como medicamentos fitosanitarios.


En segundo lugar, es necesario limitar la expedición de la receta sanitaria a los ingenieros que realmente están cualificados para ello y que tienen la formación teórica y práctica que los capacita para entender la gestión integrada de plagas, un concepto complejo que va mucho más lejos de saber distinguir unas plagas de otras y de conocer algunos productos fitosanitarios. 


Actualmente, cualquier titulado universitario que haya superado 40 ECTS (Sistema Europeo de Transferencia y Acumulación de Créditos) en determinadas materias está habilitado legalmente en España para recomendar tratamientos fitosanitarios. Así lo contempla en su Anexo II el RD 1311/2012, donde se especifica que además de las ingenierías de las ramas agrícola, agrónoma y forestal, cualquier otro titulado universitario puede llegar a realizar esa función.


Por este motivo, otros titulados que no son ingenieros con formación universitaria se están inscribiendo en el Registro Oficial de Productores y Operadores de medios de defensa fitosanitaria (ROPO) como asesores, una figura que legalmente define a cualquier persona que asesore sobre la gestión de plagas y el uso seguro de los productos fitosanitarios a título profesional o como parte de un servicio comercial, incluidos los servicios autónomos privados y de asesoramiento público, operadores comerciales, productores de alimentos y minoristas, en su caso.


En una nueva situación de crisis, Almería ha demostrado tener ‘el colchón’ de la agricultura como algo estable, que amortigua la difícil coyuntura, ¿considera que Almería podrá recuperarse antes o después que el resto de España de esta situación?

Almería es una tierra de emprendimiento y de un enorme talento. Lo hemos demostrado durante el estado de alarma, sin detener la producción, llenando las despensas de Europa y manteniendo los puestos de trabajo. Estoy convencido de que esta provincia va a superar esta situación de crisis mucho antes que el resto de España, porque el sector hortofrutícola almeriense ha mantenido sus ritmos de producción y exportación e incluso los ha incrementado.


El desarrollo de los invernaderos ha sido progresivo, hasta llegar a la cifra de 31.616 hectáreas, en el año pasado. Este crecimiento, ha permitido a la provincia de Almería un desarrollo económico y social importante, situándose a la cabeza del sector hortofrutícola de Andalucía y de España.


Según datos de EXTENDA (Agencia Andaluza de Promoción Exterior), Almería continúa como líder destacada de las exportaciones agroalimentarias de Andalucía, con mil novecientos ochenta y seis millones de euros vendidos entre los meses de enero y junio del año pasado.


Esa garantía, refleja el éxito sólido de la agricultura almeriense, al tratarse de un crecimiento natural de acuerdo a las necesidades. Las formas tradicionales de manejo agronómico se han perfeccionado, asimilando las nuevas tecnologías, con la ayuda de los Ingenieros técnicos agrícolas, en estrecha colaboración con los agricultores.


¿Qué puede aportar el colectivo profesional de COITAAL para afrontar la recuperación de la crisis económica y sanitaria provocada por la pandemia? Entiendo que la seguridad alimentaria, por ejemplo, se valora ahora más que nunca.

El sector agrícola ha mantenido la serenidad a lo largo de los años, incluso en esta situación tan delicada de pandemia global, asegurando la producción y desarrollando con seguridad todos los procesos intermedios, desde el trabajo en la finca, hasta el trasporte al consumidor final. La calidad se ha mantenido, como reflejan los informes emitidos por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.


Con alrededor de tres millones y medio de toneladas anuales producidas, el campo almeriense se ha demostrado capaz de suministrar productos frescos y de máxima calidad, poniendo en primer plano de la escena mundial el papel de los agricultores y de los ingenieros técnicos agrícolas a la hora de aportar garantías de manejo agronómico y abastecimiento de productos esenciales para la alimentación de millones de consumidores europeos.


Las producciones agroalimentarias de la provincia de Almería cuentan con los más elevados estándares de calidad y de seguridad alimentaria. A esto contribuyen cientos de ingenieros agrícolas que velan por el cumplimiento de las normativas oficiales de producción e higiene, así como de todos los requisitos marcados por las diferentes certificaciones de calidad.


La mayoría de los ingenieros agrícolas que trabajan en asesoramiento de gestión integrada de plagas en Almería tienen un contacto directo con los agricultores y con los cultivos, ajustando el manejo agronómico a las necesidades particulares de cada explotación, con el objetivo común de conseguir un sistema de producción más sostenible, contribuyendo a la protección del medio ambiente.


 

Temas relacionados
Entrevistas Emprendedores

para ti

en destaque