13.000 comunidades resintonizarán este año las antenas para la TDT

13.000 comunidades resintonizarán este año las antenas para la TDT

13.243 comunidades de vecinos repartidas por toda la geografía almeriense no verán la televisión digital a partir del 1 de enero de 2014 si sus instalaciones colectivas no son revisadas por los técnicos. La causa es el adelanto de la implantación del Dividendo Digital, por el que el espacio radioeléctrico se divide para que puedan usarlos las nuevas tecnologías de comunicación. Igualmente las 179.925 instalaciones de antena individuales almerienses podrían estar igualmente afectadas por este cambio en la frecuencia radiológica nacional.



El coste medio total en la provincia derivado de la implantación del Dividendo Digital asciende a 25.563.900 euros, de los que 21.591.000 corresponden a intervenciones en instalaciones individuales y 3.972.900 a la readaptación de la recepción y administración de la señal de televisión en bloques de comunidades de vecinos.
El sector de las empresas instaladoras de telecomunicaciones denuncia que sin tiempo suficiente no pueden garantizar la ejecución de la readaptación de las antenas, cuyo coste oscilará entre los 120 y 300 euros por instalación.



Críticas al Gobierno Central


Faitel, representante de las empresas instaladoras de telecomunicaciones de Andalucía, denuncia la “falta de resolución y actitud” del Gobierno Central y la ausencia de alternativa al anterior Plan Marco del Dividendo Digital desde que dejó sin efecto el planteado en 2011 por el anterior Ejecutivo. Así mismo acusa al ministro de Industria, José Manuel Soria,  de “violar todos los plazos marcados por ellos mismos”,  acordados en Consejo de Ministros el pasado 24 de agosto.





En el acuerdo del Consejo de Ministros de 24 de agosto se fija el 1 de enero de 2014 como fecha a partir de la cual se liberarán las frecuencias, por lo que para garantizar la correcta recepción en los hogares de la TDT antes de esa fecha, se deberán adaptar las instalaciones colectivas e individuales. Sin embargo, el tiempo es cada vez más corto y los decodificadores de la señal TDT seguirán buscando en toda la banda de frecuencia para la que están diseñados.



Como una parte de ese espacio radioeléctrico, de esa banda, se ha asignado al uso y distribución de la señal 4G para móviles, estos aparatos serán incapaces de entender la señal y no podrán llevarla a la pantalla de los televisores porque no están preparados para gestionarla y administrarla. El resultado será la pantalla del televisor en negro. Tanto las instalaciones en comunidades de propietarios como las de las viviendas individuales deberán ser abordadas por los técnicos para ver la televisión el 1 de enero de 2014. Todas las cabeceras comunitarias (modulares, de banda ancha y programables) deberán ser adaptadas a la nueva situación. Proceso que, en buena medida, también puede verse obligado a seguir las instalaciones individuales.


 

Temas relacionados
Medios de comunicación Televisión

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque