Olula del Río

Pan, fuego y un nuevo hijo predilecto por San Ildefonso

Olula ha visto caer del cielo más de 80.000 panes para pedir salud a sus patrones este 2023

Marina Ginés
18:41 • 23 ene. 2023 / actualizado a las 09:15 • 24 ene. 2023

“A más panes, más salud”, así lo dice la tradición. Una herencia que Olula del Río sigue a raja tabla, por este motivo en el municipio se han lanzado más de 80.000 piezas de pan desde los balcones del pueblo con motivo de festejar el día de sus patrones, San Sebastián en primer lugar y por último, San Ildefonso.


Este lunes los olulenses vivieron el día grande de sus festejos y también el cierre a este mes de celebraciones en honor a sus patrones. Los vecinos y visitantes de todas partes de la provincia se acercaron hasta este pueblo del Valle del Almanzora para vivir una jornada de fervor inolvidable. 


La misa en honor a San Ildefonso comenzó a las once de la mañana, en la Iglesia de la Asunción. En las puertas cientos de personas esperaban ansiosos la salida del santo en procesión, acompañados de los sonidos de varias tracas de petardos y cohetes que animaban el ambiente festivo.



Antes del recorrido, por las calles del pueblo, tuvo lugar un acto muy especial. El nombramiento como, hijo predilecto de Olula del Río al obispo de Almería. El primer motivo, el gran cariño que tiene y le tienen todos los olulenses. Pero sobre todo, por el acontecimiento de un hecho histórico que sucedió en tiempos de pandemia, para la diócesis almeriense. “Antonio Góimez Cantero ha sido el primer obispo en 500 años, que celebró su primera Semana Santa en un pueblo, fuera de la catedral de Almería y fue en Olula del Río”, así lo relató el alcalde Antonio Martínez Pascual. Así pues, la misa y la celebración de este solemne acto hicieron esperar un poco más a los patrones que finalmente salieron de la Asunción a más de la una de la tarde.


¡Viva San Ildefonso, viva San Sebastián, viva Olula del río!, se entonaba al ritmo de los tambores y cornetas de la banda municipal. Como anécdota en esta ocasión San Sebastián procesionaba delante de San Ildefonso para abrirle paso al patrono en su día. 

Entre la gran multitud, un polvo blanco enturbiaba el cielo de Olula. La harina de los panes sobrevolaba las cabezas de los asistentes, que entre este polvo divisaban grandes roscas de pan por las que luchaban como jabatos. Los santos a paso ligero se abrían paso entre la multitud para ser envueltos de estas ofrendas y ahí ,en los puntos clave, se sentaban a contemplar la grandiosidad de su día, mientras curiosos y devotos se fotografiaban junto a las imágenes religiosas. 



Una tradición tan digna de ver que es considerada bien de interés turístico de Andalucía. El alcalde del municipio, Antonio Martínez Pascual recordó, la importancia de mantener esta tradición, “son más de 450 años como patrón San Sebastián y San ildefonso más de 350.  Tenemos mucha historia y tenemos la responsabilidad de continuarla”, concluyó.




Temas relacionados

para ti

en destaque