Cabo de Gata

Cabo de Gata: proyectan otro parque eólico marino

El estudio incluye el tramo entre la Isleta del Moro y Aguamarga

Aerogenerador marino en una imagen facilitada por Alwind.
Aerogenerador marino en una imagen facilitada por Alwind. La Voz
Europa Press 20:06 • 22 sept. 2022 / actualizado a las 20:08 • 22 sept. 2022

 El Gobierno ha iniciado la tramitación de un nuevo proyecto para instalar un parque eólico marino con 21 aerogeneradores que se ubicarían, en algunos puntos, a "apenas cuatro kilómetros" del litoral del parque natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería), en el tramo entre la Isleta del Moro y Aguamarga.


El parque eólico marino ´Alwind´, de 300 MW y que acaba de iniciar la fase potestativa ante el Miteco, está promovido por el Grupo Cobra, antigua filial de ACS, que indica que el proyecto se ubicaría en una zona definida como "potenciales y prioritarias" para este tipo de instalación en los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM), sin publicación definitiva, y "con acceso" al nudo de Transición Justa debido al cierre de la central térmica ´Litoral´ de Carboneras.

 



De acuerdo a la previsión que da el documento inicial presentado por la empresa, consultado por Europa Press, estaría generando una producción anual estimada de 833 GWh/año. Afirma en sus conclusiones que el "desarrollo" del proyecto "no interfiere" con la "presencia" de "hábitats sensibles ni espacio naturales protegidos", aunque reconoce "potenciales impactos" a "evitar" en las "comunidades costeras".


Recoge que Cabo de Gata es el "ámbito que más se verá afectado con la irrupción del parque eólico, ya que es la zona de costa más cercana a la zona de implantación propuesta con puntos del ámbito a apenas cuatro kilómetros de la implantación" y remarca que este espacio "contiene todas las figuras de protección posibles como ZEC, ZEPA y parque Natural", por lo que --añade-- "es una zona de alto valor ecológico".



 El documento inicial asegura, asimismo, que se ha tenido en cuenta "la visibilidad" de los 21 aerogeneradores que alcanzarán "una altitud aproximada de 260 metros", causando una "intrusión visual en la unidad lámina de agua, de forma que su visualización será posible desde puntos que estén alejados a varios kilómetros".


"En las fases futuras del proyecto y dentro de la Evaluación Ordinaria de Impacto Ambiental correspondiente, se realizará un estudio del paisaje xhaustivo", precisa no sin antes mencionar la presencia de numerosas calas y playas turísticas. El promotor traslada al Miteco que los "efectos ambientales del proyecto están principalmente asociados a la fase de obras", por lo que son "temporales y localizados" aunque habla también de efectos ambientales "significativos" al medio marino por la ocupación del fondo por los sistemas de anclaje de los aerogeneradores, las columnas y los cables, y por el funcionamiento, que genera "ruido que puede afectar a las comunidades de cetáceos marinos".



Concreta que este impacto alcanza el nivel de "significativo" en el caso de las aves por "colisión" con los molinos, mientras que alude a una posible afección a comunidades pelágicas por el "campo electromagnético" generado por el cableado. Con respecto a la actividad pesquera, el documento inicial indica que "no interfiere" ya que se ubica fuera de la cota "donde mayor actividad presentan las nasas" y "fuera" de los "principales" caladeros, al tiempo que avisa de que durante la fase de obra "sí se producirían prohibiciones temporales".


La empresa plantea tres alternativas de ubicación, todas con los aerogeneradores a cuatro kilómetros del litoral "con diversas calas turísticas" de Cabo de Gata-Níjar sobre una superficie de 66,9 kilómetros cuadrados, y también tres alternativas de trazado del cableado tanto marino como terrestre.


Temas relacionados

para ti

en destaque