Dalías

Emoción y fervor en el día grande del Cristo de la Luz de Dalías

El municipio recibe a miles de personas que peregrinan cada día para celebrar las fiestas

Raúl Ramos 09:00 • 19 sept. 2022

Emoción y fervor para volver a ver otro año al Cristo de la Luz de Dalías. El municipio acogió ayer a miles de personas y peregrinos que acudieron de diferentes puntos geográficos para vivir el último día de las Fiestas 2022.


La expectación era máxima, como era de esperar, ya que este año volvía a salir el Santo Cristo de la Luz en profesión tras tres años sin poder hacerlo debido a la situación sanitaria provocada por el coronavirus.


El municipio se engalanó para la ocasión, y las numerosas personas, que se congregaban allí, discurrían por sus calles entre el olor a pólvora, sin perder ningún detalle de lo que estaba sucediendo y venemerando a la imagen, que tanto tiempo han esperado para volverla a ver fuera de la parroquia de Santa María de Ambrox.



2.000 kilos

Este año, la ocasión era muy especial, y por ello se quemó alrededor de unos 2.000 kilogramos de pólvora para volver a celebrar unas fiestas plenas en el municipio de Dalías.



A pesar del viento que soplaba en la comarca del Poniente, numerosos representantes institucionales como el subdelegado del Gobierno, José María Martín, la consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, el vicepresidente de la Diputación, Ángel Escobar, entre otros representantes de instituciones como la Junta, la Diputación, de Dalías y municipios de alrededor, entre otros, acompañaron a los fieles en el día ‘grande’.


Una jornada que comenzaba con la misa del alba y la misa del peregrino a primeras horas de la mañana. Después a las 11 horas llegó uno de los momentos más especiales, la misa mayor en honor al Cristo de la Luz, presidida por el obispo Antonio Gómez Cantero.



Otro de los momentos de emoción fue la bajada de la imagen de su altar, junto a la procesión de la tarde. Este hecho llevaba varios años sin producirse debido a la covid, y por eso no se pudo evitar las lágrimas de emoción y alegría de numerosos devotos. 


Por la tarde

Ya pasado el mediodía, las peñas coheteras ultimaron el montaje de sus disparos y que todo estuviera preparado. Después de la misa vespertina, desde el balcón del Ayuntamiento se produjo la suelta de miles de globos de colores biodegradables, produciendo una estampa muy bonita que anuncia la pronta salida.


El reloj marcaba las 20:30 horas. Era el momento esperado. Los golpes de martillo contra las cuñas de madera produjo que la emoción se desbordara, y con el Cristo de la Luz en las calles, de nuevo, muchos fieles no pudieron evitar las lágrimas tras ver a la imagen por las calles del municipio entre aplausos, los ‘vivas’, el olor a pólvora y el sonido de los cohetes. 


Las miles de personas disfrutaron cada momento del recorrido y por cada rincón del pueblo por donde pasaba el Cristo de la Luz. También se produjo las ofrendas de las peñas.


Ya a medianoche llegó el momento de la llegada del Cristo a las escaleras de la parroquia. Entonces se apagaron las luces, y con el sonido de miles de cohetes, las bengalas iluminaban el rostro de la imagen, logrando una estampa muy especial que no se repetía desde hace tres años. La emoción estaba a flor de piel y los fieles veneraban al Santo Cristo de la Luz con una inquebrantable pasión y un gran fervor.


Por último, alrededor de la una de la mañana, la Plaza del Ayuntamiento de Dalías acogió el último gran castillo de fuegos artificiales, y con ello se puso el broche de oro a estas fiestas de 2022, donde se volvió a recuperar la procesión del Cristo.


Temas relacionados

para ti

en destaque