Viator

El nuevo colegio de Viator tendrá solo cuatro clases el próximo curso

Padres lamentan que el centro, con 450 plazas, esté vacío mientras el otro sigue masificado

El nuevo colegio de Infantil y Primaria de La Juaida, en Viator, fue inaugurado el pasado 3 de febrero.
El nuevo colegio de Infantil y Primaria de La Juaida, en Viator, fue inaugurado el pasado 3 de febrero. M.C.
Miguel Cabrera 20:59 • 02 mar. 2022

El nuevo colegio de Educación Infantil y Primaria de Viator, que fue inaugurado a primeros de febrero por el consejero de Educación, Javier Imbroda, permanecerá semivacío durante varios años mientras el otro centro del municipio, el Joaquín Visiedo, no solo sigue masificado, sino que tiene ocupados distintos espacios de uso común para aulas, según han denunciado padres de la localidad. Es más, exponen que el colegio tiene aún aulas prefabricadas.


Durante la inauguración, el pasado 2 de febrero, el consejero informó de que el nuevo colegio de La Juaida ya acogía dos clases de niños de tres años de Educación Infantil, y que el resto serían abiertas de forma progresiva. La Delegación ha confirmado que, efectivamente, la escolarización “se está haciendo de manera paulatina, es decir de crecimiento natural”.


De esta forma, “el año pasado se autorizó para las clases de niños de tres años y respecto al curso que viene se ha hecho lo propio para pequeños de tres y cuatro años”, lo que supondrá, expone Educación, “liberar espacios en el CEIP Joaquín Visiedo”.



“No hay más unidades autorizadas. Además se procederá a mover a los docentes de forma paulatina, respetando sus derechos. No podemos desequilibrar los claustros. Y si se creara una unidad más de tres o cuatro años para el municipio iría al colegio nuevo”, concluye.


Gran capacidad



Esto significa que el próximo curso solo habrá cuatro aulas, dos para niños de tres años y otras dos para los de cuatro, en un centro con capacidad para 450 alumnos que ha supuesto una inversión de más de 3,4 millones de euros.


El colegio, con una superficie de 3.000 metros cuadrados, cuenta con seis aulas de Infantil con aseos integrados, doce aulas de Primaria, aula de Educación Especial, cuatro aulas de pequeño grupo, sala de usos múltiples y biblioteca. Unas infraestructuras que no serán utilizadas a pleno rendimiento hasta dentro de ocho años, cuando los niños que ahora cursan el primer año de Educación Infantil lleguen a sexto de Educación Primaria.



Como expone una madre a este diario, el Colegio Joaquín Visiedo “sigue con cuatro líneas por cada curso, sin gimnasio ni salón de usos múltiples y con niños en barracones, mientras el pueblo tiene un centro vacío, que creíamos iba a servir para aliviar la masificación del otro; es inexplicable”, se lamenta.


En su caso, uno de sus hijos da clase “en la antigua caseta del conserje, quien ahora se ha reubicado junto al administrativo”.


Además, para dejar más clara cuál es la situación del colegio, añade, por ejemplo, que “los recreos solo duran 15 minutos porque en el patio no caben todos los niños a la vez”.


Recogida de firmas

Los padres van a iniciar una recogida de firmas para reclamar que el nuevo colegio pueda recibir más alumnos del antiguo.  También han pedido explicaciones a los profesores, que les han respondido que “la respuesta de la Consejería ha sido siempre la misma: crecimiento natural”


Igualmente, cuentan con la ayuda del alcalde de Viator, el socialista Manuel Jesús Flores, quien también está tratando que Educación cambie sus planes respecto a un centro que, como dijo durante su inauguración, “es una realidad después de tantos años de trabajo. Es un proyecto estrella que cubre una necesidad fundamental para Viator, empezó casi como un sueño que por fin se ha materializado”. 


Más problemas para los padres

Los padres que han matriculado a sus hijos este año en el nuevo colegio de Viator  esperaban que en años sucesivos pudieran unirse a ellos sus hermanos que aún continúan en el Joaquín Visiedo.


Sin embargo, los planes de Educación de “crecimiento natural” harán imposible que en él se matriculen niños mayores que los que este curso han estrenado el colegio. Esto es algo que no esperaban las familias. “Nuestro plan era que  el próximo curso los dos hermanos estuvieran de nuevo juntos, pero ahora no será posible, y es algo que da quebraderos de cabeza a muchas familias, porque los dos colegios están muy separados”, dice una madre.


En su caso, su hija pequeña tampoco podrá volver al colegio Joaquín Visiedo el año  que viene para estar de nuevo con su hermano por falta de plazas.


Temas relacionados

para ti

en destaque