‘No más vidas robadas ni personas anuladas’: el Andarax contra el acoso escolar

La Mancomunidad fomenta la cultura de la prevención acercando el proyecto a centros educativos

El acoso escolar se ha convertido en una problemática de gran incidencia en España, el aumento de la violencia en colegios e institutos es un fenómeno real y preocupante que se debe abordar desde la prevención y sensibilización. Las situaciones de acoso entre escolares siempre han existido, pero parecen haber cobrado una mayor relevancia en los últimos años. Cada vez con más frecuencia los medios de comunicación se hacen eco de los casos más alarmantes y que salen a luz, pero siguen siendo muchos casos los que quedan en el anonimato permaneciendo ocultos, haciendo su detección una labor muy complicada. Tanto el acoso escolar como el ciberacoso pueden preverse y prevenirse, y de modo similar a otras problemáticas, no se distribuye de manera uniforme entre los entornos o protagonistas. La cooperación e implicación de los responsables de los centros educativos, profesorado, alumnado y administraciones favorecen la adaptación de estrategias preventivas.


Ángeles Castillo Muñoz, presidenta de Mancomunidad del Bajo Andarax, en su deseo por mantener las aulas de los centros educativos como espacios libres, seguros e inclusivos ha apostado por desarrollar las diferentes actividades y talleres de los que consta el Proyecto “No más vidas robadas ni personas anuladas”. Un proyecto que nace para dar respuesta a la necesidad social de erradicar todo tipo de violencia, promoviendo a su vez la igualdad en los colegios e institutos propiciando la sensibilización y el tratamiento de las desigualdades sociales en materia coeducativa. Se pretende con esta iniciativa mejorar aún más el clima escolar y ayudar a prevenir los problemas de convivencia haciendo partícipes del mismo a toda la comunidad educativa.


Más que abordar posibles situaciones de acoso escolar y ciberacoso, lo que pretende esta experiencia es prevenir una serie de situaciones no sólo de violencia física o psíquica sino también a través de las redes sociales y con el uso de las nuevas tecnologías de la información. Y tarde o temprano cualquier centro educativo, colegio o instituto, puede encontrase con estos problemas que afecten de manera grave a la convivencia entre los alumnos. Se centra en las competencias emocionales con un modelo positivo, en el desarrollo de competencias sobre sensibilización, empatía y empoderamiento del grupo de la clase como elemento preventivo y disuasorio de las conductas agresivas tanto físicas como verbales.



En los municipios de Rioja, Santa Fe de Mondújar, Gádor, Viator y Benahadux



La infancia y la adolescencia son etapas de la vida especialmente importantes para detectar e identificarse en la lucha contra las desigualdades, con las diferentes actividades y talleres organizadas se pretende ayudar a los menores a adquirir una serie de creencias y sistemas de valores que les hagan forjar una sana identidad propia. Para Óscar Sánchez, autor del proyecto, “mejorando la integración escolar y promoviendo un entorno seguro tanto dentro como fuera del centro educativo, conseguiremos espacios inclusivos, libres de violencia y desigualdades repercutiendo de manera positiva en la convivencia y el rendimiento escolar de los alumnos”. Desde el lunes 8 al jueves 11 de noviembre la iniciativa del agente de la policía local de Elche estuvo recorriendo los municipios almerienses de Rioja, Santa Fe de Mondújar, Gádor, Viator y Benahadux en su labor de información, prevención y sensibilización del acoso escolar y ciberacoso. La mañana del lunes el autor del proyecto fue recibido en la localidad de Rioja por Ángeles Castillo Muñoz, presidenta de Mancomunidad, Juan Manuel López Rodríguez, alcalde de Pechina, Carmen Gómez, concejala de Pechina, e Isabel García Segura, concejala de Rioja.


En el acto de apertura, Juan Manuel López Rodríguez, alcalde de Pechina, reconocía que “la violencia en todos sus aspectos es una lacra que cada vez está golpeando más a nuestra sociedad, es por eso que cada vez cobra más importancia todas las actividades que va a realizar Óscar Sánchez en el Bajo Andarax”. Agradecía a Óscar que volviera a visitar la comarca ya que Pechina fue uno de los municipios pioneros en unirse a “No más vidas robadas ni personas anuladas”, destacando en su intervención “la profesionalidad que le caracteriza, la empatía con la que afronta su labor y esa brillante capacidad de transmitir y conectar con las personas”. No quiso olvidarse de su concejala de Servicios Sociales, Igualdad, Bienestar Social y Sanidad, Carmen Gómez Gázquez, a quien agradeció la apuesta que hizo hace más de dos años para que el proyecto estuviera en su localidad.


Para Carmen Gómez “la sociedad en general debe adoptar un rol más responsable y defensor del bienestar de los jóvenes” además manifestaba que “el sentido de la educación es tan amplio que trasciende de las aulas de los colegios e institutos. La educación y socialización es un proceso en continuo cambio donde interviene el sistema educativo formal y las familias pero también se deben implicar otras instituciones como los ayuntamientos”. Los alumnos y alumnas de 5º y 6º de Educación Primaria junto al profesorado del CEIP Antonio Devalque, recibieron una charla de información y sensibilización del acoso escolar y ciberacoso además de consejos para hacer un uso responsable de las redes sociales.


Para abordar y entender la complejidad de dicho fenómeno se tuvo que recurrir a perspectivas metodológicas participativas, con actividades y talleres variados, que empoderaran a los chicos y chicas, escuchándolos, tratando con ellos de forma horizontal y sin excluirlos en la toma de decisiones. El autor del proyecto matizaba que “es necesario intervenir sobre las problemáticas a nivel grupal para que los verdaderos protagonistas tomen conciencia del problema y hagan del mismo su fortaleza, su oportunidad de ser agentes del cambio social para revertir una situación injusta y que les perjudica a todos en su propio día a día y en un futuro”. Al finalizar la jornada en Rioja, Isabel García Segura concejala de Igualdad, Bienestar Social y Sanidad, se mostraba muy contenta por la experiencia, dando en primer lugar la enhorabuena a Óscar por la importante la labor realizada y agradeciendo a Mancomunidad la oportunidad de haber vivido la experiencia, “me ha parecido una idea muy acertada y satisfactoria, a los niños y profesores les ha encantado, esperamos y deseamos volver a tener pronto a Óscar en nuestro municipio”.


A media mañana, la iniciativa se desplazó a Santa Fe de Mondújar, donde esperaba la alcaldesa, Trinidad Góngora Escámez, y la concejala de Educación, Carmen María Mañas Martínez, junto a los alumnos de 4º, 5º y 6º de Primaria del centro educativo Azahar. La pérdida de seguridad y confianza repercutirá de forma negativa en el desarrollo de la personalidad, de ahí que una de las finalidades de la charla que tuvo lugar fue la de facilitar a los alumnos herramientas para saber detectar y desenvolverse en un supuesto caso de acoso escolar, tanto en el papel de víctima o testigo, así como de ayuda en los casos de ser el acosador.


Se pretende conseguir que los jóvenes sepan gestionar las emociones ante los fracasos y potenciar sus habilidades sociales para sobreponerse a las adversidades de la vida, mostrarle la mediación para la resolución de conflictos donde se evite la violencia física o verbal y se anime a dialogar. Trinidad Góngora, se mostraba “muy contenta de haber contado con Óscar para hablarle a los niños y niñas de algo tan preocupante para toda la sociedad como es el acoso escolar y ciberacoso” además de satisfecha ya que durante toda la jornada “estuvieron entusiasmados escuchándole y participando ilusionados en todas las actividades”. Bajo su punto de vista “es responsabilidad de todos y especialmente de la Administración Pública seguir trabajando en la búsqueda de soluciones y en utilizar todos los recursos disponibles para no permitir que un menor se encuentre solo”.


Colaboración de los colegios para el desarrollo de las actividades

Quiso tener unas palabras de agradecimiento hacia la Mancomunidad del Bajo Andarax por haber desarrollado el proyecto en su municipio y a Carmen Gómez, concejala de Pechina, por dar a conocer el mismo. El martes fue el turno de Gádor, la alcaldesa del municipio junto a la directora del CEIP Soledad Alonso de Drysdale esperaban ilusionadas el desarrollo de la jornada. Una educación de calidad debe ser siempre una prioridad de toda sociedad porque una buena enseñanza es la base que garantiza un futuro de éxito para nuestros jóvenes, pero también es necesario para que esa formación sea efectiva un ambiente seguro e inclusivo donde se respeten los derechos fundamentales.


El agente policial informaba que si se analizaban en profundidad las aulas siempre encontraríamos personas que por sus características físicas, psíquicas o emocionales podrían ser futuras víctimas o futuros acosadores. Para minimizar ese riesgo animaba a interactuar entre los alumnos como herramienta de aprendizaje, haciendo uso del potencial y habilidades que cada alumno posee y pueda mostrarlo a su grupo dentro del aula. La infancia y la adolescencia son ciclos de la vida especialmente importantes para detectar e identificarse en la lucha contra las desigualdades y con estas charlas se pretende ayudarles a adquirir una serie de creencias y sistemas de valores que les hagan forjar una sana identidad propia. Actividades como “El refugio”, “Mirarse al espejo” y “El otro lado del espejo” y el taller “Aula amiga” tenían como objetivo mejorar esa integración escolar fomentando que las relaciones entre iguales fueran más satisfactorias y orientadas a alcanzar un ambiente saludable. Lourdes Ramos Rodríguez, alcaldesa de Gádor, hacía un balance muy positivo tras la visita a su municipio “es un proyecto muy interesante ya que es una información que debe tratarse con profesionales del ámbito como es Óscar” destacando la importancia de la colaboración de los centros para el buen desarrollo de este tipo de actividades. También quiso trasladar su agradecimiento a la Mancomunidad del Bajo Andarax por la iniciativa.


El miércoles fue el alcalde de Viator junto a los docentes y alumnado del colegio quienes recibían la visita del Proyecto "No más vidas robadas ni personas anuladas". Se les habló que el acoso escolar y ciberacoso es un problema que se vive bajo la ley del silencio y que la mayoría de los chicos y chicas víctimas de sus iguales no piden ayuda. También les trasladó el ponente su preocupación de que muchos de los alumnos y alumnas que son testigos de dichas conductas se suman a esa actitud de permanecer callados, por lo que se convierte en un verdadero problema para acceder desde fuera. En los tiempos que vivimos la comunicación se ha vuelto cada vez más difícil, sobre todo entre los jóvenes, conseguir que una persona confíe en otra para pedir ayuda o buscar solución a los problemas es una tarea cada vez más complicada. Facilitar una comunicación fluida supone un paso más en el objetivo de prevenir e intervenir en las problemáticas de la población infantil.


Desde el Ayuntamiento de Viator, a través de su alcalde Manuel Jesús Flores Malpica, afirmaban que la puesta en marcha de este proyecto “no sólo es importante sino que es muy necesario para la erradicación de la violencia en todas sus manifestaciones, partiendo de los centros educativos desde edades muy tempranas y continuando con el apoyo de los ayuntamientos para que lleguen al mayor número de personas” Agradeció tanto a Ángeles Castillo por impulsar el proyecto en la comarca como a Carmen Gómez, concejala de Pechina, por darlo a conocer y a Óscar Sánchez por impartir la charla con esa convicción de que se puede erradicar esta problemática del acoso escolar, ese esmero que muestra en su labor preventiva y su buen hacer. Se mostraba muy contento por la experiencia y deseaba que se realizaran nuevas ediciones para apoyarlas desde el propio consistorio. La última jornada tuvo lugar el jueves con el profesorado y alumnado de 5º y 6º de Primaria del CEIP Padre Manjón de Benahadux.


Con los contenidos de la charla y el visionado de los vídeos, el agente concedía el espacio que los jóvenes necesitaban, dándoles ese protagonismo a través de la palabra para poder atender sus dudas y poner en orden ciertos comportamientos o actitudes con la finalidad de conseguir que sean socialmente competentes y se sientan parte importante en la solución del problema. Para evitar que el acoso escolar pudiera entrar en sus aulas, Óscar les aconsejó comportarse durante el curso escolar como un equipo, trabajar como parte de un grupo sin fisuras, donde todos puedan participar y desarrollar sus habilidades sin exclusión alguna. Como muestra de ese compromiso se realizó un puzle por cada grupo de los cursos, cada alumno o alumna al pegar su pieza con su nombre en la cartulina mostraba su compromiso de que todas piezas se iban a mantener unidas, si por el contrario alguna persona sentía que el trato que estaba recibiendo no era el adecuado tenía el derecho a quitar su pieza y dejar un puzle incompleto.


Noelia Damián López, alcaldesa de Benahadux, resumía la experiencia vivida en su municipio como “muy fructífera y productiva”
indicando que “además de alcaldesa y madre, también soy docente y sé de antemano los valores que se transmiten en estas actuaciones”. Quiso aprovechar la oportunidad para felicitar a Mancomunidad del Bajo Andarax por su apuesta en este tipo de talleres y deseaba que “toda la violencia que se sufre deje de existir cuanto antes”. Por último, reconocía que había sido un honor presenciar la charla y comprobar en primera persona la profesionalidad con la que trabajaba Óscar destacando “su cercanía y cómo transmitía las ideas para llegar a los niños y niñas”.


Frente a la encrucijada en que la violencia ha puesto a toda la comunidad social y en particular a la comunidad escolar, nos encontramos ante uno de los proyectos más efectivos ante el fenómeno del acoso escolar y más completos por la metodología y variedad de actividades que le han convertido en un auténtico referente entre las comunidades educativas de los colegios e institutos. Aprender a vivir juntos, aprender a convivir con los demás, además de constituir una finalidad esencial de la educación, representa uno de los principales retos para los sistemas educativos actuales. Son muchas las razones que hacen que este aprendizaje se considere no sólo valioso en sí mismo, sino imprescindible para la construcción de una sociedad más democrática, más solidaria, más cohesionada y más pacífica.


Una experiencia inolvidable para los seis centros

Las diferentes actividades y talleres se han desarrollado en los centros educativos ya que son un contexto privilegiado para trabajar tanto la prevención de conductas agresivas como las estrategias de comunicación educativa, promocionando una serie de valores universales tales como la solidaridad, el respeto, la igualdad y la cooperación. La valoración que los centros educativos CEIP José Díaz Díaz de Pechina, CEIP Antonio Devalque de Rioja, CPR Azahar de Santa Fe de Mondújar, CEIP Soledad Alonso de Drysdale de Gádor, CEIP Joaquín Visiedo de Viator y CEIP Padre Manjón de Benahadux hacían tras el paso de “No más vidas robadas ni personas anuladas” por sus aulas era unánime al reconocer que había sido una experiencia inolvidable, destacando la habilidad y destreza que tuvo Óscar para conseguir desde el primer momento despertar la curiosidad del alumnado. Resaltaban la participación e interés despertado en los menores y mostraban su deseo de volver a repetir la experiencia.


Ángeles Castillo Muñoz, expresaba que “es responsabilidad de todos ayudar a prevenir la violencia en las aulas y educar a nuestros niños y niñas para que desde pequeños aprendan valores de solidaridad y compañerismo”. Tras la finalización de las jornadas, hacía un balance muy positivo destacando la gran acogida que había tenido la iniciativa entre las diferentes comunidades educativas y agradeciendo la participación de todos los escolares. Palabras de agradecimiento que se extendieron a Óscar Sánchez “por su participación altruista y desinteresada, poniendo sus conocimientos, talento y buen hacer al servicio de la sociedad almeriense” y al Ayuntamiento de Pechina por ser los impulsores de estas charlas. Además adelantó a este medio de comunicación que se tiene previsto llevar a cabo otra de las actividades de las que consta el Proyecto “No más vidas robadas ni personas anuladas”.


Concurso de cortos para profesores y alumnos

Bajo el nombre “El acoso, aunque corto, cuéntalo”, se organizará un concurso de cortometrajes donde participará el profesorado y alumnado de los centros educativos. La temática será la que se ha tratado en las diferentes charlas y servirá, como indica la presidenta de Mancomunidad del Bajo Andarax, "para dar continuidad a ese compromiso que hemos adquirido con la comarca por mantener viva la cultura de la prevención durante todo el curso escolar". Tras pasar la semana en el Bajo Andarax, Óscar Sánchez agradecía en primer lugar a Ángeles Castillo la oportunidad brindada y las facilidades mostradas para poder trabajar con el proyecto en su comarca; a los alcaldes y concejales de los Ayuntamientos de Pechina, Rioja, Santa Fe de Mondújar, Gádor, Viator y Benahadux por la confianza depositada y a los centros educativos por la gran acogida y el cariño recibido por parte de sus responsables, profesorado y alumnado

 

Temas relacionados
Acoso escolar Educación

para ti

en destaque