Antas

Nace el ‘Consejo Argárico’ para coordinar la puesta en valor del yacimiento

Entre sus objetivos, el asesoramiento y la coordinación con Administraciones superiores

Restos de la muralla argárica del yacimiento de La Bastida, en Murcia.
Restos de la muralla argárica del yacimiento de La Bastida, en Murcia. La Voz

El Consejo Argárico ya es una realidad institucional tras la aprobación en el último pleno del Ayuntamiento de Antas la creación de este órgano consultivo que canalizará la participación en todo lo relacionado con la cultura de El Argar y el resto del patrimonio histórico municipal. 


Sus objetivos y funciones abarcarán, con carácter general, desde el asesoramiento, conservación, investigación y divulgación de El Argar y sus yacimientos arqueológicos hasta la coordinación con las Administraciones. 


Todo ello a través de una fundación privada que articulará, entre otros asuntos, los planes estratégicos de patrimonio histórico, el Plan Director de El Argar, la financiación de proyectos de investigación, la catalogación del patrimonio histórico o la digitalización del Archivo Histórico de la Villa de Antas. 



Sus cometidos no acaban aquí ya que deberá ser piedra angular en el objetivo de lograr la declaración de El Argar como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la concesión del Sello de Patrimonio Europeo y otros reconocimientos que pudieran ser de interés para su puesta en valor y el desarrollo socioeconómico de Antas. 


El Consejo Argárico, que inició su creación el pasado 17 de marzo mediante una providencia de la Alcaldía, será consultado y oído siempre que sea expresamente requerido con fines de asesoramiento, informe y coordinación de actuaciones por la Concejalía de Cultura, Patrimonio y Turismo. 



El organigrama del consejo se compone de una presidencia, que ocupará el alcalde de Antas, Pedro Ridao, un área de coordinación gestionada por la Concejalía competente en patrimonio histórico, otra de carácter técnico y una Secretaría bajo responsabilidad del secretario municipal o funcionario que se designe.


Además, se fijan distintas vocalías que recaerán, entre otros, en el cronista oficial de la villa, el presidente o la presidenta de la Fundación El Argar cuando se constituya, el párroco titular del municipio, representantes de asociaciones culturales y personas de especial relevancia del mundo académico o universitario que puedan aportar sus conocimientos.

 

Temas relacionados
Arqueología Antas Patrimonio

para ti

en destaque