Mojácar

Arrancan las obras del nuevo faro de Mojácar

De momento, los trabajos se centran en los movimientos de tierras previos a la construcción

De momento, los trabajos se centran en los movimientos de tierras previos a la construcción.
De momento, los trabajos se centran en los movimientos de tierras previos a la construcción. Fernando Moldenahuer

Aunque algo más tarde de los previsto, las obras del nuevo faro que la Autoridad Portuaria de Almería ha proyectado en la cima del cerro del Moro Manco, en la urbanización mojaquera de Marina de la Torre, han comenzado y avanzan a buen ritmo.


De momento, los trabajos preliminares para la construcción de esta infraestructura pensada para sustituir al faro de Garrucha, que ha quedado obsoleto y embebido dentro del casco urbano del municipio, se centran en los movimientos de tierras y nivelación del terreno previos al trabajo de construcción propiamente dicho.


En principio estaba previsto que las obras comenzaran a finales de 2020 y que el faro pudiera estar operativo durante los primeros meses de este año, pero finalmente no ha sido posible cumplir con estos plazos. El tiempo de ejecución del proyecto es de 4 meses, por lo que habrá que esperar mínimo hasta este verano para ver el nuevo faro funcionando. Las obras cuentan con un presupuesto de licitación de 348.372 euros (impuestos incluidos).



El faro se levantará en el punto más alto del municipio, en la cota 150 de la ladera norte del Cerro del Moro Manco, sobre la urbanización Marina de la Torre, en una parcela de 250 metros cuadrados –cedida por el Ayuntamiento-.



Fernando Moldenahuer




Fernando Moldenahuer


El proyecto, además del faro, incluye la construcción de una caseta de operaciones y la adquisición del equipamiento, así como el acondicionamiento del camino de acceso. A propuesta del Ayuntamiento, se acometerá también el embellecimiento del paraje, con la creación de un mirador y el ajardinamiento del entorno. La actuación la realiza la APA con cargo al Fondo de Compensación Interportuaria aprobado por Puertos del Estado


El faro de Mojácar sustituirá al de Garrucha, ya que su ubicación dentro del casco urbano lo ha dejado en una situación de invisibilidad desde algunos puntos dentro de su ámbito de actuación, debido a las edificaciones residenciales que lo rodean.


Diseño ‘mediterráneo’

Por necesidades de ‘marca diurna’, es decir, que el edificio del faro debe ser visible desde el mar también por el día, se ha diseñado un volumen compacto que alberga la linterna y las dependencias auxiliares, de manera que el conjunto tenga más presencia constructiva. La linterna del faro destacará en el punto más alto del conjunto, cuya base albergará las zonas auxiliares de la edificación: oficina, aseo y cuarto de baterías.


A la hora de su diseño, se ha buscado la máxima integración en el entorno. El faro será un edificio singular, de color blanco y de aspecto mediterráneo, que sigue la línea de arquitectura vernácula existente sobre todo en el casco urbano de Mojácar, elevado sobre el nivel del mar. El entorno en el que se levantará el faro está consolidado en su mayoría por edificación plurifamiliar de diversa factura y morfología, pero que vista en conjunto configura una masa blanca de arquitectura mediterránea con huecos enmarcados sobre fondo blanco. 

 

Temas relacionados
Mojácar

para ti

en destaque