Micología: consejos de recolecta y las mejores rutas de Almería para coger setas

Las setas, las podemos encontrar durante todo el año pero es en otoño cuando son más abundantes

Recolecta de boletus en un pinar.
Recolecta de boletus en un pinar. La Voz

La recogida de setas es una experiencia que se puede convertir en familiar incluso pasando de generación en generación. Las setas las podemos encontrar durante todo el año, pero es en otoño cuando son más abundantes. Si bien los hongos cultivados si que se pueden encontrar en cualquier momento y disponibles para su recogida. La mayoría de las setas silvestres solo aparecen en esta estación del año pero con una excepción, la variante morel, que solo crece en primavera. Es así, como estas dos estaciones se convierten en las más indicadas para la recogida.


Hay muchos tipos de hongos y algunos pueden ser fatales si se comen, ¡ojo! Hay que tener cuidado e informarse antes de calzarse las botas para ir en busca de este preciado manjar. Así que aconsejamos aprender todo lo que puedas antes de recolectar y sobre todo de consumir cualquier seta.


Un hongo es un ser vivo formado por dos partes fundamentales, la primera y la más importante es el micelio, ubicado en el interior de la tierra, este no se puede comer y se encuentra formado por cientos de hilitos minúsculos a los que se les llama hifas. El micelio es el cuerpo vegetativo del hongo, conocido erróneamente como la 'raíz', no debemos confundirlo.


La segunda parte es la seta, ya en el exterior de forma visible y esta si se puede comer pero no en todos los casos. La seta, para entendernos, actúa como aparato reproductor del hongo, siendo el único, recordadlo, el único elemento de un hongo que puede formar parte de nuestro plato estrella.





Rutas micológicas por la provincia de Almería.
Rutas micológicas por la provincia de Almería.La Voz


Quizás queramos sorprender a la familia, amigos o pareja con un suculento plato en el que las setas forman parte de tan exquisita receta que nos ha salido y más aún, habiendo recogido nosotros mismos los ingredientes, pero no queramos que la sorpresa sea más bien otra con una seta no comestible. Además, cuando hablamos de la gastronomía con las setas como instrumento dominante, hablar de 'revuelto de hongos' no es correcto, sino sólo de 'revuelto de setas'.


Por ello, algunas son venenosas, otras comestibles y riquísimas y algunos tipos son útiles como medicamentos. Pero los hongos también son importantes en el proceso de descomposición y algunos tipos están demostrando ser útiles como biorremediadores en la limpieza de áreas contaminadas. Sin duda, aprovechando hasta la última hifa.


La recogida

En cuanto a la técnica de recogida: no hace falta ver un capitulo de bricomanía, apartado de jardín, pero si decidimos recolectar a mano, deberemos sujetar la seta por el tallo y girarlo 360º, sin descargar toda la fuerza bruta que llevamos dentro evitando sacarla a tirón y así no dañar el micelio. Si usamos navaja, cortaremos la base del pie de forma horizontal y evitaremos penetrar con la punta en el suelo, preservando así la integridad del micelio. Lógicamente, esto descarta de forma radical el uso de rastrillos, azadas y otras técnicas bárbaras que sólo acabarán provocando la muerte del hongo si estas se perpetúan en el tiempo. Recordad, el micelo necesita cuidado y todo el cariño a la hora de sacar la seta.


Una vez hecha la recolecta y nosotros tan contentos toca pensar en la cena con la que deleitar a los comensales, pero bien, recuerda que no puedes invitar al vecindario entero ya que la recogida de pequeñas cantidades de setas en los terrenos forestales de la provincia de Almería no precisa autorización de la Delegación Territorial de Agricultura bajo determinadas condiciones, entre ellas, que la cantidad de las recolectas sea para autoconsumo y no superen los cinco kilogramos de peso por persona y día y es de esta forma como por nuestra cuenta podremos ir de recolecta pasando un buen día.


También debes saber, que la recogida no conllevará alteración de la capa superficial del suelo. Se prohíbe expresamente el empleo de herramientas como rastrillos, escardillas, azadas u otros utensilios que remuevan el mantillo del suelo produciendo daños en el micelio de los hongos, como bien decíamos anteriormente, ya que de no ser así se puede impedir la aparición de nuevos ejemplares en el futuro. Del mismo modo, no se permite la recolección de setas inmaduras y deberán respetarse las no comestibles, las que no se conozcan o no vayan a recolectarse por estar en mal estado o pasadas.



Setas tóxicas que no debemos comer.
Setas tóxicas que no debemos comer.La Voz


Y ¿dónde podemos ir de ruta para la recolecta de setas?

Las zonas naturales de Almería son un entorno perfecto para la proliferación de algunas de las setas más demandadas en el mercado, tales como boletus, níscalos; otra variedad que puedes encontrar con facilidad y también es comestible es la seta de cardo.


Una de las rutas micológicas es la de ‘Prado Alto’, en Bayárcal. El sendero circular comienza en el Ayuntamiento y en este caso podemos hacer la recolecta tanto en primavera (abril-junio) como en otoño (octubre-noviembre). Otra de las rutas, trascurre por Abla, además organizando unas Jornadas Micológicas Abulenses. Rutas que se convierten también en tradición como en el pueblo de Tahal.


Serón cuenta también con otra de las rutas importantes micológicas que atraviesa la sierra de Los Filabres, tomando la carretera de las Menas. Sierro también en los Filabres es un lugar donde podremos encontrar setas en abundancia, aquí también celebran desde hace pocos años su propia jornada micológica. Y en el norte de la provincia nos encontramos con Vélez Blanco, con una ruta para la recoleta de las setas por Sierra María, aquí podremos  encontrar un espacio perfecto para las setas, eso sí, para una buena cosecha, la ecuación del  agua y la temperatura fría deben equilibrarse.

 

Temas relacionados
Serón Sierra de los Filabres Sierro Tahal Abla Vélez-Blanco Bayárcal Rutas

para ti

en destaque