‘Échale un ojo al fuego’ busca la ayuda del ciudadano contra los incendios

El GEM renueva su campaña estival basada en la colaboración de vecinos y visitantes

Las llamas junto a cortijos de Las Negras, en el incendio del 21 de julio. Foto de Fer Cruz
Las llamas junto a cortijos de Las Negras, en el incendio del 21 de julio. Foto de Fer Cruz La Voz

El Grupo Ecologista Mediterráneo (GEM) ha hecho un llamamiento a los almerienses y quienes visitan la provincia de Almería para que se conviertan en los mejores colaboradores en la batalla contra los incendios forestales, un desastre para una provincia en la que los efectos de la sequía, derivada del cambio climático, hacen extremadamente vulnerables las zonas forestales ya de por sí muy frágiles.


En su campaña contra los  incendios de este año, el grupo ecologista pretende contar “con el inestimable apoyo de un millón y medio de ojos, los de los más de 700.000 habitantes de la provincia y los de aquellas personas que nos visiten en los próximos meses, para vigilar todos y cada uno de los rincones de Almería”. La petición de ayuda supone la búsqueda de una enorme red de vigilancia que cubrirá la totalidad del territorio.

Esa vigilancia debe permitir que cualquier fuego, cualquier columna de humo o cualquier práctica de riesgo que se desarrolle en la provincia, desde una quema de matojos a la manipulación de colmenas o aparatos eléctricos o la celebración de barbacoas en las zonas forestales, sea localizada de inmediato.


“En esos casos no hay que tratar de actuar individualmente, sino simplemente llamar al teléfono de Emergencias 112, o a instituciones como la Guardia Civil, policías locales o Protección Civil, además del Infoca, para alertar de esas situaciones y que se pueda actuar con la máxima celeridad para sofocar cualquier atisbo de incendio”, insisten desde el Grupo.


Para el GEM, sigue en vigor la máxima de que “el incendio más fácil de apagar es el que no se produce”, pero el riesgo de que por negligencias, descuidos o accidentes pueda registrarse un fuego en el campo persiste. De hecho, “el primer llamamiento es el que se dirige a los ciudadanos en su conjunto para que eviten que con sus actividades podamos sufrir incendios que destruyen un patrimonio común como es el forestal”.




El GEM ha pedido también a los ayuntamientos que extremen las precauciones ante cualquier actividad que sea potencialmente peligrosa, realizando recomendaciones a los vecinos o poniendo en alerta a los efectivos de las policías locales que son los que más cerca están de los vecinos y los que mejor conocen los territorios, sobre todo aquellos que por sus características pueden ser susceptibles de sufrir incendios.

En los últimos años el nivel de concienciación de los ciudadanos de Almería ha subido de forma más que notable y se han producido descensos en el número e intensidad de los incendios forestales que se producen por negligencias o por actitudes contrarias a la prudencia, un motivo de satisfacción para el grupo, que ha constatado que el grado de colaboración en la lucha contra el fuego ha arrojado buenos resultados.


Como en años anteriores, desde el GEM se ha pedido a las fuerzas y cuerpos de seguridad, las policías locales, la Fiscalía de Medio Ambiente, el Plan Infoca y resto de autoridades y de administraciones públicas “que sean investigados todos y cada uno de los incendios que se puedan registrar este verano”, se identifique a los responsables y se actúe legalmente contra ellos, sobre todo en aquellos casos en los que existe una intencionalidad tras el fuego.

“Las leyes están para ser cumplidas y quienes deben velar por ese cumplimiento no pueden ni deben dejar impunes actividades que constituyen delitos y que son un atentado contra el patrimonio natural y la biodiversidad de una provincia que requiere que nos tomemos todos en serio la protección del medio ambiente y de los recursos naturales”, concluye el GEM.

 

Temas relacionados
Incendios forestales Medio Ambiente Infoca Patrimonio Agua

para ti

en destaque