Garrucha

Garrucha se reafirma en cambiar la gestión del agua de forma directa o indirecta

Tras la guerra de recursos entre empresas, el pueblo busca una solución para este verano

Fachada del Ayuntamieto de Garrucha.
Fachada del Ayuntamieto de Garrucha. La Voz

El Ayuntamiento de Garrucha cambiará la gestión del ciclo del agua "bien por un nuevo concurso de empresas en un procedimiento negociado sin publicidad o por la vía de gestión directa", según ha afirmado este lunes el Ayuntamiento.


Son las opciones que el equipo jurídico asesor del Consistorio evalúa para poner fin este verano a un proceso que ya se ha prolongado por más de un año y por medio del que se desvincularán de Galasa. “Sabíamos que no iba a ser fácil y que Galasa o sus empresas amigas iban a poner todos los impedimentos posibles, pero lo que no van a conseguir es permanecer mucho más tiempo gestionando un servicio que hoy en día es el peor valorado por los ciudadanos, y debido a una muy deficiente gestión. Ya no entramos en su enorme deuda o los problemas de supervivencia de la propia empresa, sino en la necesidad de poder dar a los vecinos un servicio acorde con el precio que pagan”, afirma María López Cervantes, alcaldesa de la localidad.


El concurso público para la gestión del agua que ha sido finalmente declarado desierto tras la guerra de recursos en el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía, y que ha tardado un año en resolverse, no pone fin a la salida de Garrucha de la empresa pública de la que forman parte municipios y la Diputación, sino que redirige su solución final a los procedimientos que pone a su disposición la Ley de Contratos del Sector Público.



De este modo, una vez finiquitado como desierto el proceso abierto, se abren otras vías cuando ninguna de las ofertas ha sido finalmente adecuada, y siempre que las condiciones de contratación no se modifiquen sustancialmente.


De igual modo también existe la posibilidad de rescatar los servicios para una gestión propia durante el tiempo que sea necesario para preparar un nuevo concurso, “pero en ningún caso vamos a permitir que nadie nos imponga un modelo deficiente. Con el nuevo concurso pretendíamos, y seguimos pretendiendo adelantar unos ingresos a las arcas municipales. Ingresos muy necesarios, de más de 3,5 millones de euros, para eliminar las deudas que aún arrastramos de la anterior gestión del Partido Popular en el municipio de Garrucha. Necesitamos ese dinero para poder acometer grandes obras como la rotonda del acceso a Garrucha o dotar de servicios a la zona de crecimiento del norte del municipio, y no vamos a renunciar a ello, mucho menos ahora que el pueblo necesita esa inyección económica, de trabajo e inversión, tras la crisis de los últimos meses”, comenta la primera edil.


López ya ha adelantado que la decisión final será tomada en los próximos días valorando, por encima de todo, la certeza de que cualquier decisión que se tome sufrirá nuevos intentos de boicot aprovechando los tiempos de respuesta del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales. La alcaldesa cree que “en este proceso ha habido un único objetivo, que era paralizar por todos los medios la salida de Garrucha de Galasa, pero sólo han conseguido retrasar algo que, sencillamente, es inevitable”.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería