Albox

Comienza la retirada del hormigón de la rambla

Una máquina excavadora inició los trabajos de levantamiento el viernes por la mañana

La máquina excavadora comienza el levantamiento del hormigonado de la rambla, esta mañana en Albox.
La máquina excavadora comienza el levantamiento del hormigonado de la rambla, esta mañana en Albox. Pedro Soler

El Ayuntamiento de Albox ha iniciado las obras de retirada del hormigonado de la rambla del municipio, una polémica actuación que fue declarada ilegal por la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía hace casi dos años, pero que se ha mantenido hasta el día de hoy gracias a las reticencias del alcalde a ejecutar el levantamiento, primero, y a la presión popular, después.


El pasado 8 de noviembre, cuando el alcalde finalmente dio su brazo a torcer y envió una máquina excavadora para que retirara la obra, una manifestación espontánea de decenas de vecinos se interpuso entre esta y la rambla, impidiendo su destrucción y dando la oportunidad al alcalde para seguir negociando el mantenimiento de este encauzamiento, un tira y afloja que el regidor encaró con expectativas rebajadas, pero en el que finalmente han prevalecido, en su mayor parte, los argumentos de la Administración andaluza.


Según explico a La Voz de Almería la delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta en Almería, Aránzazu Martín Moya, se ha buscado un levantamiento "lo menos lesivo posible para los intereses del municipio", colaborando con el Ayuntamiento desde "un ánimo constructivo, pero restableciendo la legalidad".




Algo muy distinto afirman desde el Ayuntamiento. El alcalde, Francisco Torrecillas, ha asegurado a La Voz de Almería que el levantamiento "va a ser total y absoluto" y que la Administración andaluza no ha aprobado finalmente ninguna de las propuestas de mantenimiento parcial de la obra.


"Cuando lleguen las elecciones municipales, espero que la gente tenga en cuenta que el Partido Popular y el Partido Socialista han sido los principales instigadores de esto", ha expresado el regidor albojense, apuntando de nuevo a la idea de que estas agrupaciones están detrás de las denuncias que finalmente desembocaron en una sanción de 6.010 euros en 2018, así como en la obligación por parte del Ayuntamiento de "restituir el cauce a su antiguo estado", una actuación valorada en unos 80.000 euros en costes para las arcas del Ayuntamiento.


No obstante, el portavoz del Partido Popular en Albox, Juan Pedro Pérez, ha negado totalmente estas acusaciones, asegurando que no tuvo nada que ver en las denuncias que finalmente han dado al traste con la obra. "Ni el Partido Popular ni Juan Pedro Pérez presentaron ninguna denuncia, el procedimiento se inicio de oficio por la Consejería de Medio Ambiente tras unas denuncias de Seprona en relación a las obras que se habían iniciado en la rambla", aclara Pérez.


La Voz de Almería ha podido verificar estas afirmaciones, tras tener acceso a una fotocopia del expendiente emitido por la entonces Delegación de Medio Ambiente y Ordenación Teritorial de la Junta de Andalucía, en la que se da cuenta de la incoación del expediente sancionador en base a denuncias de la Guardia Civil y 'agentes fluviales' de la propia Junta.




 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería