“Si voy a la cárcel van a destrozar mi vida y la de toda mi familia”

Juan Pedro Gallego se enfrenta a tres años de prisión por una pelea ocurrida en 2009

Juan Pedro Gallego es padre de familia y trabaja en el sector del mármol.
Juan Pedro Gallego es padre de familia y trabaja en el sector del mármol. La Voz

“Esto es una pesadilla, un auténtico infierno del que no sé cómo se puede salir. Estoy hundido”. En la vida de Juan Pedro Gallego la tensión y el miedo han pasado de ser anécdota a acompañarlo en cada uno de sus pasos. Los golpes de las manecillas del reloj que marcan el paso de los segundos son para él un tiempo interminable en el que solo hay una pregunta en su cabeza: ¿tendré que entrar en prisión?. 


Si nada lo impide, tendrá que hacerlo en breve para cumplir los tres años de internamiento que la Justicia le reclama por una pelea ocurrida en 2009 en el interior de una discoteca de la pedanía de Oria conocida como  Rambla de Oria. Por aquel entonces Gallego tenía 25 años. Hoy, 11 años después, con 36, sabe que tiene que enfrentarse a tres años de prisión y al pago de alrededor de 70.000 euros para cumplir con la pena interpuesta por la Audiencia Provincial de Almería, que en un principio era de seis años de prisión, y que el Tribunal Supremo rebajó a la petición actual. 


Sea como sea, Gallego se niega a pensar que tiene que entrar en la cárcel y su argumento es clave: “Si la cárcel está para reinsertar a una persona, yo estoy insertado en la sociedad, en mi pueblo, en mi trabajo, en mi familia... y lo estoy desde siempre, porque yo nunca he necesitado reinsertarme. Yo voy a pagar hasta el último euro de la condena que se me ha puesto, pero es una injusticia si entro en prisión. Y confío plenamente en la Justicia y que no ocurirá”, explica a LA VOZ un hombre derrotado por el temor a entrar en prisión y dejar sola a su familia, con una mujer embarazada de cinco meses, Carmen María Cruz, y un hijo de poco más de tres años.


La disputa



“Estoy destrozado, tengo una depresión que no me deja vivir porque llevo 11 años de mi vida viviendo con el miedo de si tendré que entrar en la cárcel o no y dejar sola a mi mujer y a mis hijos. Yo no puedo vivir así sabiendo que solo fue una pelea de cuando era joven y en la que, además, yo no agredí a nadie, sino que fui el agredido”, relata Gallego.


Y en este hecho reside la cuestión sobre la que en febrero de 2018 derimió la Justicia, quien emitió una sentencia en la que condenaba a seis años de prisión a Juan Pedro de agredir a otro varón con un taburete en un ojo, lo que, según el relato de la víctima, le ocasionó lesiones permanentes. “Pero lo que ocurrió en realidad es que a mi un hombre vino a pegarme y yo cogí un taburete para protegerme, pero no le golpeé con él”, defiende.


Así, en 2018 fue condenado a seis años de prisión, en 2019 el Tribunal Supremo rebajó la pena a tres años y ahora debería haber entrado en prisión el día de 2 de marzo, una decisión que ha quedado paralizada por el momento ya que ahora su letrado, José María Frías, ha solicitado el indulto y mientras el Gobierno decide al respecto se ha solicitado que no se cumpla la sentencia. 


Lucha

“Lo que espera y desean todos los que lo conocen”, señala la mujer de Juan Pedro Gallego, una luchadora nata que tiene claro que no va a dejar que su marido entre en prisión. “No puede suceder, es un padre de familia ejemplar, un trabajador ejemplar y así lo ha reconocido siempre su jefe, con el que lleva trabajando 16 años. Nunca ha tenido una multa de tráfico ni una denuncia de ningún tipo y es querido en el pueblo. Yo no puedo vivir así, estoy embarazada de cinco meses y medio y si él entra en prisión se destroza la familia, Juan Pedro es el sustento”, relata Carmen María Cruz.


Por el momento, Gallego no tiene ninguna fecha marcada en el calendario para entrar en prisión y confía en que su lucha no caiga en sacos rotos. Así lo quieren también decenas de vecinos que hace unos días acompañaron a este padre de familia en su denuncia pública en las cámaras de Canal Sur.


“La prisión está orientado a la reinserción y se está cometiendo una injusticia”

 José María Frías, abogado de Juan Pedro Gallego, aún no sale de su asombro después de vivir codo con codo la situación que su representado ha vivido durante los últimos años. Ahora han solicitado un indulto para que Gallego no se vea obligado a entrar en prisión, pero el letrado tiene muy claro que en caso de que su cliente pase algún tiempo entre rejas se estará cometiendo una vulneración de derechos fundamentales.


Así lo recoge el artículo 25.2 de la Constitución Española, que señala que las penas estarán siempre orientadas a la reinserción. “Si Juan Pedro entra en prisión va a ocurrir justamente lo contrario, le van a destrozar la vida a un ciudadano normal, a un padre de familia que lo único que tuvo fue una pelea hace 11 años”, denuncia el abogado.



 

Temas relacionados
Oria Discotecas Vecinos Tribunal Supremo

para ti

en destaque