¿Qué hacer si te pica una carabela portuguesa?

Algunos ejemplares de esta temida especie se han visto en diferentes puntos de la costa

Carabela portuguesa (Physalia physalia) en Cabo de Gata. Foto: Emilio Ridao.
Carabela portuguesa (Physalia physalia) en Cabo de Gata. Foto: Emilio Ridao. La Voz

Aunque la carabela portuguesa (Physalia physalis) no es propia del Mediterráneo, algunos ejemplares de esta temida especie se han visto recientemente en diferentes puntos de la costa almeriense. Este lunes, precisamente, en San José (Níjar) se llegó a prohibir el baño después de que se viera una de ellas en el agua.


A pesar de que recuerdan a las medusas, no lo son. Con un aspecto alienígena, es una especie de globo relleno de gas del que cuelgan largos tentáculos. 


La Sociedad para el Estudio y la Recuperación de la Biodiversidad Almeriense (Serbal) explica qué hacer en caso de una picadura de una carabela portuguesa. Y es que el contacto con sus tentáculos produce una picadura muy dolorosa que puede provocar, entre otros síntomas, fiebre, naúseas y vómitos. "Aunque generalmente no supone un riesgo para la vida, hay que tener especial precaución en el caso de niños pequeños, personas alérgicas o mascotas de talla pequeña", destaca este colectivo almeriense.


"Los tentáculos siguen activos aunque el animal lleve muerto varias horas en la arena de la playa", advierte Serbal. "En caso de entrar en contacto con ellos, lo primero que debe hacerse es retirar los tentáculos de la piel, nunca con las manos desnudas, evitar frotar o rascarse y lavar la zona afectada con agua de mar, no con agua dulce dado que la diferencia en la presión osmótica podría provocar una mayor liberación de veneno", explica.


Si el dolor es muy intenso, o se presentan otros síntomas o malestar, se debe acudir a un centro de salud, según recomienda la Sociedad para el Estudio y la Recuperación de la Biodiversidad Almeriense.


"También podemos colaborar avisando a las autoridades o llamando al 112 para que envíen a alguien a retirarlas, y de este modo no supongan un peligro para las personas o mascotas que pasen por ahí después", apunta este colectivo.


A pesar de que la carabela portuguesa no es propia del Mediterráneo, "son los temporales y los vientos de poniente los que ocasionalmente la arrastran desde el océano Atlántico entrando en el Mediterráneo a través del estrecho de Gibraltar y las arrojan a las playas".

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería