Níjar

Pillados con media tonelada de tomillo cogida ilegalmente en el Cabo de Gata

Agentes decomisan 650 kilos de la planta en los parajes `El Jalí` y `Cortijo Usero` y abren expediente a los recolectores

Un agente de Medio Ambiente carga en un vehículo los sacos con el tomillo recogido sin permiso.
Un agente de Medio Ambiente carga en un vehículo los sacos con el tomillo recogido sin permiso.
Eva de la Torre
00:31 • 28 mar. 2017

Si en el otoño son las setas, en la primavera son las plantas aromáticas las que se convierten en objeto de deseo para personas con pocos escrúpulos y que quieren hacer negocio con un bien que pertenece a todos.


Un ejemplo de esto es la actuación de agentes de Medio Ambiente de la Junta que, durante el pasado fin de semana, han decomisado alrededor de 650 kilos de tomillo que había sido recolectado ilegalmente en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.


Las dos actuaciones, en las que se contó con la colaboración del Seprona y de la Unidad de Policía Adscrita, se realizaron mientras los agentes llevaban a cabo tareas de vigilancia en los parajes ‘El Jalí’ y el ‘Cortijo Usero’, respectivamente. En total, el viernes fueron decomisados en torno a 400 kilos de tomillo y otros 250, el sábado. La Junta ha iniciado un expediente sancionador a los individuos que recolectaban la planta aromática sin el permiso administrativo correspondiente.


Erosión del terreno
Según la Orden de 2 de junio de 1997, por la que se regula la recolección de ciertas especies vegetales en los terrenos foresta-les de propiedad privada en la Comunidad Autónoma de Andalucía, el tomillo es una especie de interés etnobotánico, la presión sobre las poblaciones naturales de esta planta aromática incide negativamente en la estabilidad de las mismas y favorece riesgos derivados como la erosión. Por ello, su recolección está regulada y es necesaria la solicitud de una autorización ante la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.




Sólo se podrán autorizar aquellas colectas que sean compatibles con la conservación del recurso y, en caso contrario, serán denegadas. La recolección de las especies que aparecen el Anexo de la Orden sin permiso lleva consigo sanciones que van desde la suspensión e inhabilitación para la obtención de la autorización del aprovechamiento hasta sanciones económicas.


Desde la Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio se hace un llamamiento a la colaboración ciudadana para que ante cualquier práctica de este tipo informe a los agentes de Medio Ambiente “ya que la conservación de la riqueza natural debe ser tarea de todos”, señalan.


Para el delegado, Antonio Martínez, es importante explicar el daño que se puede llegar a hacer y más este año en el que las lluvias han permitido un aumento notable de la vegetación que crece en el Parque Natural.
 



Temas relacionados

para ti

en destaque