Denuncian que grandes empresas se están llevando el agua de los pueblos

Alcaldes y vecinos afirman que regadíos extensivos han secado sus fuentes

Multitudinaria asamblea de la Plataforma por el Agua de Los Vélez
Multitudinaria asamblea de la Plataforma por el Agua de Los Vélez
Antonio Fernández
01:00 • 21 abr. 2016

Los pueblos de la comarca de Los Vélez han decidido emprender una cruzada en defensa de sus derechos históricos sobre el agua. Por una parte la escasez de lluvias, que ha generado una sequía que dura ya varios años, y por otro la llegada de grupos agrícolas a la zona, han colocado en situación crítica los recursos hídricos.


Para hacer frente a este problema se ha creado la Plataforma en Defensa del Agua de Los Vélez, que en su última reunión, celebrada en Vélez Blanco, decidió emprender acciones en busca de soluciones, entre ellas mantener reuniones con los responsables de las confederaciones hidrográficas del Guadalquivir y Segura.


Fuentes secas
El mayor problema reside en que las extracciones de agua por parte de esos grupos agrícolas, sumadas a la escasez de precipitaciones de estos últimos años, están secando las fuentes de las que tradicionalmente se han abastecido los pueblos de esta comarca y amenazan el futuro de sus habitantes.




Antonio Cabrera, alcalde de Vélez Blanco, explicaba tras la asamblea a la que acudieron vecinos y regantes de la zona que se trata de una comarca en la que apenas se utilizan los pozos porque el abastecimiento, tanto para riegos como para el suministro de las poblaciones, se realiza a través de esas fuentes naturales que llevan fluyendo desde tiempos inmemoriales.


Fuentes públicas como la de Los Caños del Mesón o la Fuente de los Cinco Caños, en el casco urbano de Vélez Blanco, se han secado por completo desde hace ya más de un año, mientras que la Fuente de Los Molinos, que comparten al 50 por ciento con Vélez Rubio, ha pasado de un caudal de 80 litros por segundo a menos de treinta en unos pocos años. En este caso el problema es especialmente grave puesto que esta fuente es la que proporciona el agua para el abastecimiento de la población de Vélez Rubio.




Abusos
Tanto Antonio Cabrera como Francisco Moreno, portavoz de la Plataforma, consideran que parte de la responsabilidad por lo que está ocurriendo recae en las grandes explotaciones que se han puesto en marcha en la comarca por parte de empresas llegadas desde otros puntos de la provincia o de las provincias del levante.


El alcalde velezano señala que se trata de seis u ocho empresas que se dedican a la producción masiva de lechuga o de bróculi y que han realizado perforaciones para poder regar estos cultivos “que entendemos que han afectado negativamente a nuestras fuentes, a nuestras aguas”.




Francisco Moreno señala que se trata de no menos de 500 hectáreas de regadío en extensivo que presentan un consumo que cifra en torno a los 5 hectómetros cúbicos anuales, “y eso es mucha agua para esta comarca y para las miles de familias que viven de la agricultura tradicional”.


Sin aportes
El secado de las fuentes es especialmente problemático por la ausencia de aportes externos de agua y la dificultad para llevar hasta la zona agua procedente o de trasvases o de plantas desaladoras. Los Vélez se han nutrido “desde siempre” de sus fuentes y no ven la forma de conseguir más recursos.


El portavoz de la Plataforma afirma que este problema ha crecido muy deprisa “y si seguimos así pueden desaparecer en poco tiempo los cultivos de la huerta tradicional que llevamos explotando desde tiempos de los árabes. En total son más de 1.500 hectáreas que están seriamente amenazadas por la escasez de agua en la comarca”.



Temas relacionados

para ti

en destaque