El Poniente, conectando el mar con la Alpujarra

Esta comarca posee rasgos alpujarreños mezclados con un carácter mediterráneo

Enix, en el Poniente.
Enix, en el Poniente. La Voz

Pocas comarcas almerienses tienen una conexión tan profunda como la Alpujarra y el Poniente. Esta última siempre se ha considerado la puerta de entrada a una de las regiones más ancestrales y con más sabor de toda Andalucía, ese entramado de pueblos blancos que se asientan sobre las faldas de Sierra Nevada entre las provincias de Almería y Granada.


De hecho, son muchos los municipios del Poniente Almeriense que presumen de ser acceso a la Alpujarra. Enix y Felix ya cuentan con esos rasgos tan característicos de los pueblos alpujarreños, y lugares como Berja o Dalías también están completamente enclavados entre ambas comarcas, albergando características comunes.


Vícar, Balanegra, El Ejido, Roquetas de Mar o Adra, aunque asentados en el Poniente, poseen toques alpujarreños gracias a la influencia que han tenido a lo largo de las décadas.



Todas estas localidades comparten rasgos comunes a nivel gastronómico, de costumbres y, por supuesto, en lo que al habla y al acento se refiere, con una idiosincrasia propia y muy característica.


Pasear por el Poniente y, más concretamente, hacerlo por esos municipios pegados a Sierra Nevada es adentrarte en la Alpujarra sin prácticamente percibirlo. Un paso natural que lugares como Dalías o Berja hacen de lo más interesante.



Naturaleza, gastronomía y cultura que se abren al visitante. Una vuelta por las inmediaciones de la Alpujarra Almeriense.

 

Temas relacionados
Berja Dalías Turismo rural Turismo

para ti

en destaque