María y Chirivel, postales que se guardan en la retina

Rodeados por frondosos bosques de pinos y con sus casas blancas, son pueblos únicos

Imagen del Parque Natural Sierra María-Los Vélez desde el municipio de María.
Imagen del Parque Natural Sierra María-Los Vélez desde el municipio de María. La Voz

Las bellas panorámicas que ofrecen los municipios de María y Chirivel provienen de las majestuosas montañas que los rodean, donde se encuentra el Parque Natural Sierra María-Los Vélez. 


En concreto, María es un lugar paradisíaco en el que se pueden disfrutar los días libres en plena naturaleza y recargar energías gracias a su camping y albergue en pleno parque natural.


Famoso también por su gastronomía, este pueblo tiene un ambicioso proyecto entre manos con el que busca desarrollar la industria cárnica, especialmente sus embutidos, pues estos tienen una gran acogida entre los habitantes del pueblo y los turistas que lo visitan.



La expansión del pueblo bajo el marquesado de Los Vélez se ve reflejado en las majestuosas construcciones que caracterizan el municipio, entre la que destaca la Iglesia de la Encarnación, construida a mediados del siglo XVI.


Colindando con la Sierra de María y de Arce, nos encontramos con Chirivel, un “municipio nuevo” que consiguió su independencia de Vélez Rubio en 1859. También con restos elocuentes prehistóricos, ibéricos, romanos y árabes, este municipio lleva en pie desde hace varios milenios atrás.



Varias son las leyendas infundadas sobre el origen del nombre Chirivel entre las que se barajan que el significado proviene del término árabe “beso de Alá” y un verbo árabe que significa “beber o abrevar de la fuente más alta”.


El monumento más emblemático de esta localidad es la Iglesia de San Isodoro, levantada y construida a finales del siglo XIX.


Dos localidades que permiten viajar siglos atrás sobre la historia de nuestros antepasados y con un poder cautivador que traspasa cualquier frontera.


 

Temas relacionados
María Chirivel Turismo rural

para ti

en destaque