Comprometidos con un servicio eficaz para todos sus comuneros

Sol y Arena lleva a cabo varios proyectos que aseguran la gestión sostenible del acuífero

Juan Antonio Gutiérrez, presidente de Sol y Arena.
Juan Antonio Gutiérrez, presidente de Sol y Arena. La Voz

Sol y Arena por acuerdo de sus comuneros se convirtió en octubre de 2017 en una corporación de derecho público acogida a la Ley de Aguas.

La comunidad de Regantes Sol y Arena está dando riego a una parte importante de la comarca del poniente del Campo de Dalias ya que abarca los 4 municipios más importantes (La Mojonera, Roquetas, El Ejido y Vícar) con 6.600 ha. y casi 4.000 comuneros.


En este sentido, la corporación está llevando a cabo una importante reestructuración de todas las infraestructuras de captación, conducciones y almacenamiento de agua. Con el objetivo de dar un servicio eficaz y garantizar el agua a todos sus comuneros.



Es importante destacar que en Sol y Arena están plenamente comprometidos con el mantenimiento y recuperación de acuífero del Poniente y al disponer de las instalaciones con una capacidad de almacenamiento de casi 1 Hm3, les ha  permitido  estar consumiendo agua desalada desde 2016 para mezclar con otras aguas de menor calidad. Cabe destacar que en el último año han consumido más de 7 Hm3 de agua desalada lo que supone un 25 % de la producción de la Desaladora del  Poniente.


Próximamente también utilizarán las aguas regenerada procedentes de la EDAR de Roquetas, con unos 6-7 Hm3 para mezclar con otras aguas, al mismo tiempo que han presentado un proyecto a la convocatoria de la Junta de Andalucía para instalar una planta de regeneración de las aguas de la Balsa del Sapo para tratar 3,4 Hm3 para utilizarlas dentro de su parcelario. Un proyecto urgente y necesario para el futuro inmediato de la recuperación del acuífero ya que por un lado estarían ahorrando un volumen importante del agua del acuífero y se estarían solucionando problemas de inundaciones en viviendas e  invernaderos en la zona de Las Norias y además se ahorraría el coste energético que supone el estar bombeando estas aguas al mar.



Con todas estas iniciativas quieren reiterar su compromiso  con la gestión sostenible de su acuífero,  ya que la sumas del agua de estas intervenciones supone al menos 16 Hm3 y poder con ello contribuir a mantener el acuífero y el tejido productivo en la comarca.


 

Temas relacionados
Empresas

para ti

en destaque