Claves para una utilización eficiente del recurso hídrico

El confinamiento puede ser la ocasión perfecta para concienciar a los niños sobre el ahorro

Los niños son el futuro y de ellos dependerá la buena gestión de los recursos hídricos.
Los niños son el futuro y de ellos dependerá la buena gestión de los recursos hídricos. La Voz

Hace diez días, la Junta de Andalucía decretaba el cierre de todas las escuelas infantiles, colegios, institutos y universidades de la región. La medida, que se hizo efectiva el 16 de marzo, supuso una revolución para todas las familias andaluzas. Lo que, en un principio, parecía un problema, se ha convertido en toda una oportunidad. Las responsabilidades laborales hacen que muchos padres deleguen en educadores, maestros y profesores buena parte de la educación de sus hijos. Ahora, cuando la rutina se ha visto totalmente rota debido a la pandemia por el coronavirus, es cuando muchos progenitores han decidido liderar esta importante tarea.


Es, pues, un buen momento para concienciar a los más pequeños de la necesidad de cuidar un recurso tan básico como escaso como es el agua. El baño es un buen lugar para marcar algunas directrices que ayuden a los niños a gastar menos. Así, cuando se laven las manos o se cepillen los dientes, es recomendable recordarles la importancia de cerrar el grifo. Incluso, se les puede instar a utilizar un vaso de agua para enjuagarse la boca. La ducha es más aburrida que una bañera llena de agua y juguetes; pero, a no ser que vayas a bañar a varios hermanos a la vez, es preferible ducharles, cortando la corriente de agua mientras les echas jabón. Es también necesario que aprendan a no utilizar el inodoro como una papelera y a hacer un correcto uso de la cisterna de doble carga.


Un gesto tan sencillo como llenar el lavavajillas o la lavadora antes de ponerlos en funcionamiento puede ayudar a las familias a ahorrar muchos litros de agua. También rellenar un recipiente para lavar las frutas y verduras, en lugar de hacerlo bajo el incesante flujo del grifo. Tampoco hay que olvidarse de la revisión periódica de las instalaciones, con la que se evitan fugas que incrementan el gasto.


Reutilización



Una buena alternativa para el agua que se desperdicia en las tareas diarias es reutilizarla. Así, aquella con la que se cuece la comida, así como la que expulsa el aire acondicionado puede servir perfectamente para regar plantas. Y si la lluvia aparece, como sucederá en los próximos días, los niños podrán divertirse colocando cubos y botellas en la terraza. El agua recolectada servirá para regar el jardín, lavar el coche o, simplemente, limpiar cristales y suelos, labores que hechas en familia pueden resultar de lo más entretenido.


 

Temas relacionados
Profesores Andalucía Confinamiento Verduras Institutos Lluvias

para ti

en destaque