Jorge Sanz sigue siendo una estrella

El artista descubre con ilusión su estrella en el Paseo de la Fama de Almería

Jorge Sanz, homenajeado por el Auditorio Maestro Padilla durante la gala inaugural de Fical.
Jorge Sanz, homenajeado por el Auditorio Maestro Padilla durante la gala inaugural de Fical. Juan Sánchez

Todo parecía en calma. Un sábado más en Almería. Bullicio en  el mercado, olor a churros y pare usted de contar. Pero no; una pequeña gran revolución estaba aún por llegar: con media hora de retraso y camisa blanca, Jorge Sanz aterrizaba en el Palacio de la Diputación Provincial para caldear el ambiente en los prolegómenos del primer momento estelar de un nuevo Festival Internacional de Cine de Almería (Fical). 


Sí, otra estrella más en un paseo de la fama que ya conforma una constelación de 21 astros al que se sumará el vigesimosegundo en unos días, de la mano de Victoria Abril.


Mayoría de edad

“Tenemos 18. Y no pasa nada”, reza el vídeo promocional de esta edición de Fical, que cumple su mayoría de edad con un programa de actividades con el que el público almeriense espera que eso de “y no pasa nada” no se convierta en el anuncio literal de una anodina semana. Todo lo contrario: Fical ha empezado con mucho ‘rock’ llegado directamente desde los años 90.



“Gracias por evidenciar el paso del tiempo”, bromeaba Jorge Sanz, nueva estrella del paseo de la fama almeriense y premio ‘Almería, Tierra de Cine’ de este decimoctavo Fical. “Hay que reconocer que de pequeño era buen actor”, afirmaba tras verse como el pequeño Conan, aquel que no pisó Almería en realidad hasta que no interpretara a un severo padre en ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’, cuarenta años más tarde.


Tanto Javier Aureliano García, presidente de la Diputación Provincial de Almería, como el propio Jorge Sanz quisieron hacer una aclaración: esto es un premio, no un homenaje.


No en vano, como recordaba el propio actor, eso de los homenajes suena (al menos en este país y más en el duro sector del audiovisual) a que no pasa por su mejor estado de forma y que, probablemente, lo que hoy sea un homenaje pronto sea un obituario. “La gente no te da la enhorabuena, te pregunta si estás bien”, reconocía el propio Sanz.


Pero no: esto es un premio. Una estrella que será honrada siendo pisoteada por los almerienses en su día a día y un galardón que recogía anoche en el Auditorio Maestro Padilla durante el transcurso de una gala inaugural conducida por los humoristas almerienses Pepe Céspedes y Paco Calavera.


Almería

“Almería forma parte de la historia del cine mundial. Algo se ha debido quedar en el ADN de los almerienses, porque tenéis mucha facilidad para agradar a la gente del cine. El trabajo que hacéis para los que nos dedicamos y amamos nuestro oficio es impagable”, piropeaba Sanz a esta tierra de cine durante la rueda de prensa celebrada en la mañana de ayer.


Sobre su carrera, Sanz (que supo sacar rédito de la escasez de llamadas profesionales con ‘¿Qué fue de Jorge Sanz?’) es claro: “La muerte de un actor es no trabajar”. Él, con papeles en algunas películas y siendo actor de teatro ha seguido pagando sus facturas que es, como él mismo recordaba, lo importante. Si además de tener contenta a la compañía eléctrica  y a la operadora telefónica, se recibe un premio, mejor que mejor.


“Ahora soy todo vuestro. Con cuidado que estoy mayor”, se entregaba Sanz a sus seguidores tras descubrir su estrella en la mañana de ayer. Y ya en la gala, flashes, alfombra y ropa de gala para un día que bien podría ser el mejor capítulo de esa serie real que es ‘¿Qué fue de Jorge Sanz?’.


 

Temas relacionados
Paseo de la Fama Medios de comunicación Festivales Teatro Festival Internacional de Cine de Almería Auditorio Maestro Padilla Diputación de Almería

para ti

en destaque