Vox celebra sin euforia el ‘sorpasso’ al PP en Almería

El partido vive con sorprendente tranquilidad su excepcional resultado y sus dos diputados

los diputados electos Rocío de Meer y Carlos Fernández-Roca, junto a Rodrigo Alonso.
los diputados electos Rocío de Meer y Carlos Fernández-Roca, junto a Rodrigo Alonso. Juan Sánchez

La euforia de las elecciones de abril, en las que Vox, sin embargo, quedó por debajo de las expectativas creadas, ha dado paso este domingo a una celebración tranquila, quizás demasiado para los excelentes resultados conseguidos en Almería, donde el partido de Santiago Abascal se ha convertido en la segunda fuerza política en votos, superando, por encima de los pronósticos más optimistas, al mismísimo Partido Popular.


El local de Lamarca San Francisco apenas contó con medio centenar de afiliados y simpatizantes en el momento de máximo esplendor de la celebración, y durante buena parte de la noche rondó la veintena en una sala adornada al efecto con una hilera de globos verdes a la derecha y de banderas de España a la izquierda, según se accedía a la sala. Solo los avances en televisión de los resultados en España provocaron los primeros tímidos aplausos, aunque el público seguía pareciendo más interesado en los bocadillos de jamón y en la cerveza.


Los candidatos hicieron acto de presencia cuando ya se iban conociendo los resultados.  La llegada del número dos al Congreso y futuro diputado, Carlos Fernández-Roca, rompió ligeramente la sorprendente calma. Se presentó eufórico, repartiendo abrazos a diestro y siniestro, quizás dando a entender que, pese a que manifestó a este diario que esperaba el resultado, no las tenía todas consigo.


Objetivo: vencer al PP Por su parte, el presidente provincial y parlamentario Andaluz, Rodrigo Alonso, reconocía abiertamente que “ganar en votos al PP era el claro objetivo marcado para esta campaña electoral”. Por ello, se mostraba satisfecho de haberlo logrado, “gracias a que la gente ha comprobado, con nuestras actuaciones, que no tenemos cuernos ni rabo, que no somos el diablo”.




El cénit de la noche electoral llegó con la intervención de Santiago Abascal, que fue seguida, como se había hecho hasta entonces en el local, a través de La Sexta, algo que quizás podría parecer extraño en un partido que esta misma semana ha vetado al Grupo Prisa y que ayer hacía lo propio con la Cadena Ser de Almería. La mención a los dos diputados de Almería levantó los primeros  gritos de júbilo y aplausos.


Después del ‘jefe’ Una vez que el ‘gran jefe’ hubo terminado, fue el momento de los diputados electos Rocío de Meer y Carlos Fernández, puesto que el número uno al Senado, Juan José Bonilla, no acudió a la fiesta de su partido en la capital de la provincia.


De Meer quiso agradecer primero el trabajo de la “infantería” de su partido durante todo el día en los colegios electorales de la provincia, para a continuación destacar que con los 52 diputados obtenidos en España “se ha consolidado la disidencia” y se había demostrado que “los españoles están por encima de sus gobernantes”.


“Seguiremos trabajando por la alternativa patriota”, frente al “estancamiento de un Gobierno con el que ha quedado claro que la superioridad moral de la izquierda no existe y que se ha preocupado más por desenterrar a un muerto que por cuidar a los vivos”, concluyó.


En defensa de la agricultura Los dos diputados electos de Vox por Almería aseguraron que una de sus prioridades seguirá siendo la defensa a ultranza de la agricultura almeriense, que tan malos momentos está atravesando por la caída de los precios. “Seguiremos defendiendo los productos almerienses y españoles, contra la competencia desleal de otros paises, ante lo que otros partidos se han puesto de perfil”, manifestó Rocío de Meer, quien también afirmo que seguirá luchando “contra la inmigración ilegal y masiva”.

 

Temas relacionados
Vox PP Televisión Santiago Abascal Cadena SER Medios de comunicación Inmigración Elecciones Política

para ti

en destaque