La lucha por la sostenibilidad no entiende de generaciones

Alzar la voz no sabe de edades, menos si es para denunciar que al planeta no le queda tiempo

ACCIÓN El Fidays For Future se celebra en decena de países.
ACCIÓN El Fidays For Future se celebra en decena de países.

Dedicar parte de tu vida a salvar lo que es de todos por el simple hecho de amarlo tanto como debería el resto es un orgullo que no entiende de generaciones. La edad no importa cuando se trata de luchar codo con codo por hacer de este trozo de universo que habitamos un lugar que pueda servir para eso mismo, para ser habitado. “Porque estamos a 12 años del punto de no retorno”. La voz joven y todavía aniñada de Sauce Sánchez, estudiante de segundo de bachillerato que expresa con sus palabras conciencia social y entusiasmo, cuando se trata de hablar de la tierra, del futuro y del medioambiente, se torna la misma que la de un adulto ya consagrado por años de lucha como es Antonio Fernández, vicepresidente del Grupo Ecologista Mediterráneo. Ambos coinciden en que el tiempo se está acabando y que esto, sin lugar a duda, es culpa “de todos”.


Juventud Ahora sus pensamientos confluyen e incluso se dan cita en los mismos lugares y a la misma hora para defender la sostenibilidad. Como ocurre los viernes, que para los jóvenes estudiantes, y también para adultos como los miembros del Grupo Ecologista Mediterráneo, ya no son solo un día más de la semana. “El viernes es la oportunidad de todos para demostrar que la lucha ecologista es más necesaria que nunca, porque los intereses de los grupos de poder y de los partidos políticos siempre van a apuntar hacia ellos y no hacia el planeta”, explica Sauce para hablar del Fridays For Future, el último movimiento social contra el Cambio Climático que se expande por prácticamente todo el mundo y que comenzó con la acción de Greta Thunberg, estudiante de 15 años que decidió manifestarse frente al parlamento de Estocolmo, en Sucia, un viernes de agosto con la única intención de alzar la voz por la falta de acción de los gobiernos ante la crisis climática. Las redes sociales y los deseos de lucha ecologista de miles de jóvenes hicieron el resto para convertir la acción de una joven quinceañera en un movimiento “capaz de despertar a una juventud aletargada”, tal y como defiende Fernández.


Histórica Y si alguien tiene potestad para hacer una sentencia así es este luchador incansable desde hace más de cuarenta años y que ahora es vicepresidente del Grupo Ecologista Mediterráneo, una asociación instaurada en 1977 en la provincia de Almería, y con presencia en Murcia, que luchó para parar, y que paró, la construcción de una central nuclear entre las dos provincias limítrofes. “Hemos denunciado las actuaciones de la mafia italiana en Almería, que arrasaba con el coral rojo de nuestras costas; hemos luchado incansablemente por el Cabo de Gata, una de nuestras banderas... muchos años de trabajo para reconstruir lo que a otros les sale gratis destruir. Por eso, ver ahora que la gente joven despierta y se suma a los movimientos por el medioambiente y por la sostenibilidad es un orgullo, porque son ellos los que se van a convertir en las principales víctimas de la actuación del hombre, que está arrasando con todo”, realata emocionado Fernández al referirse a estos movimientos que agrupan a gente de menor edad como el Fridays For Future.


Todos lo tienen claro, “la edad no importa lo más mínimo” cuando se trata de sumar esfuerzos frente a la “pasividad” de aquellos que dirigen el mundo frente a la “sobreexplotación y el consumismo excesivo” de nuestra sociedad actual. “Tenemos que evitar que nuestro planeta pueda llegar a un punto de no retorno”, defiende. 

 

más leídas

últimas de Medio Ambiente

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería