El “Dream Team” de Audi en el Dakar 2022:50 participaciones y 17 victorias

Dos de los tres pilotos del equipo, Sainz y Peterhansel saben lo que es ganar el Dakar

Después de conquistar carreras de la talla de las 24 Horas de Le Mans o la subida al Pikes Peak y títulos como el Campeonato del Mundo de Rallys o la Fórmula E, Audi ha decidido afrontar el mayor desafío del mundo del motor: el Rally Dakar. Tal y como ha hecho a lo largo de su historia, la marca de los cuatro aros asume este desafío a través de la innovación y con un vehículo que no solo es una revolución para la competición, sino que ejercerá de banco de pruebas para los futuros coches de calle de la marca. A la Vanguardia de la Técnica, como dicta su eslogan.


Siguiendo esta filosofía nació el Audi RS Q e-tron, un prototipo todoterreno que se mueve con energía eléctrica gracias las dos Unidades Motor Generador (MGU) que integra, situadas en el eje delantero y trasero, y que proceden de la Fórmula E. Están alimentadas por una batería que se recarga gracias a un sistema de recuperación de energía compuesto por una tercera unidad eléctrica y por un eficiente motor de gasolina que ha demostrado su potencial triunfando en el DTM.


Una vez sentadas las bases del vehículo para el Dakar, Audi debía elegir la alineación de pilotos con la que participar en el rally y proseguir, durante la carrera, con el desarrollo del prototipo. Y es que, aunque tan solo han bastado unas etapas para ver destellos del potencial del RS Q e-tron, todavía hay mucho recorrido para conocer las prestaciones reales que el modelo puede ofrecer en el rally.



Para este desafío, Audi ha optado por una alineación de sobrada experiencia, formada por dos de los pilotos de mayor reputación y éxito de la historia de las competiciones de  rally, como son Carlos Sainz y Stéphane Peterhansel; pero también por un piloto de fábrica con potencial para subir a lo más alto del podio: Mattias Ekström. Los tres forman un auténtico ‘Dream Team’ como pocos se han visto en el rally-raid.


Asimismo, Audi se ha asociado con Q Motorsport, una estructura de nueva creación con Sven Quandt a la cabeza que acumula más de dos décadas de experiencia en competición. En estrecha colaboración con Audi Sport, aporta todo su conocimiento para lograr los mejores resultados y continuar progresando tanto en competitividad como en fiabilidad.





Peterhansel, Sainz y Ekström: 17 victorias en el Dakar y 50 participaciones



Corría el año 1988 cuando Stéphane Peterhansel participó por primera vez en el Rally Dakar a los mandos de una Yamaha, en la categoría de motos; en aquel tiempo Audi acababa de cerrar su exitoso capítulo en el Mundial de Rallys, y solo unos meses antes había logrado su tercer triunfo consecutivo en Pikes Peak con Walter Rörhl al volante del Audi Sport Quattro E2. 34 años después, tanto Peterhansel como Audi siguen sumando victorias allí donde compiten y ahora se unen en esta desafiante aventura.


El proyecto de Audi le resultó tan interesante a Stéphane que la propuesta de la marca evitó que, a sus 56 años y tras haber ganado el Dakar 2021, se retirara, cuando la decisión parecía estar tomada. “Era el momento ideal para decir adiós, pero al final Audi me propuso un reto interesante y no pude negarme. Quiero ser parte de esta aventura”, dijo antes de iniciar su 33ª participación en el Dakar, donde el francés acumula 6 victorias en motos y 8 en coches.


“La conducción del Audi RS Q e-tron es muy agradable: con la configuración que te permite la electrónica, siempre tienes la respuesta en cuanto a potencia. En realidad, se conduce bastante fácil, con sensaciones muy directas. Ahora bien, el Dakar es el banco de pruebas más complicado para la mecánica. La curiosidad de ver esa evolución era demasiado intensa y este es mi último gran reto. Y si encima consigo ganar con un vehículo eléctrico, pues ahí quedará”, añadió el piloto conocido como Monsieur Dakar, que continúa en carrera a pesar de sufrir un accidente en la primera etapa, con el objetivo de acumular kilómetros de experiencia para seguir evolucionando el RS Q e-tron.




Uno de sus compañeros en este gran desafío es Carlos Sainz, con quien ya ha compartido otros proyectos.


Para el madrileño, que acumula tres triunfos en el rally y acaba de iniciar su decimoquinto Dakar, este capítulo en su carrera es muy especial, pues cuando comenzaba a despuntar en el mundo de los rallys, soñaba con ser como Stig Blomqvist y pilotar el Audi S1 Quattro en los tramos del Mundial. 


 “Este proyecto es uno de los más importantes en los que he estado desde que empecé a competir, por la complejidad que supone dar el paso a participar con un coche híbrido en una prueba como el Dakar. En ese sentido es apasionante y a estas alturas de mi carrera ha sido lo suficientemente motivador como para que lo aceptara y esté orgulloso de formar parte de ello”, admitió Carlos, que ya ha logrado su primera victoria de etapa con el Audi RS Q e-tron, aunque pierde más de dos horas en la clasificación general con respecto al líder por un problema de navegación sufrido la segunda jornada.


El tercer integrante del equipo Audi en el Rally Dakar es Mattias Ekström, un piloto que conoce a la perfección la marca de los cuatro aros. No en vano, ha sido campeón con Audi del Campeonato Sueco de Turismos (1999, con el Audi A4 Quattro), ha ganado el DTM en 2004 y 2008 al volante del Audi A4 DTM, y ha sido Campeón del Mundo de Rallycross con el Audi S1 WRX. El de 2022 es su segundo Dakar, después de su debut el año pasado con un buggy ligero (SSV) que le permitió adquirir experiencia sobre el terreno.


“El Dakar se va a convertir, sin duda, una de las experiencias más fascinantes de mi carrera. No creo que vaya a parar nunca. Mientras tenga la forma física necesaria para pilotar aquí, junto con fuerza mental y mis ojos sigan funcionando, seguiré disfrutando de las carreras… porque me encanta y soy un poco adicto a ellas", confiesa el sueco.


“Esta especialidad es un nuevo capítulo tanto para Audi como para mí mismo. Carlos y Stéphane tienen más experiencia que yo y estoy seguro de que aprenderé mucho de ellos. A pesar de que tenga 43 años, me siento un joven piloto comparado con ellos dos”, añadió Mattias, que en las primeras etapas del Dakar 2022 ha demostrado que tiene ritmo para estar entre los primeros puestos.


La participación de Audi en el Dakar 2022 con el RS Q e-tron sienta las bases del futuro de esta especialidad, al demostrar que la electrificación no es incompatible con ser competitivo en una carrera de larga distancia como esta. Y no es la primera vez que Audi reescribe las reglas del juego: su tracción quattro revolucionó los rallys en los años 80, un prototipo diésel con el emblema de los cuatro aros subió a lo más alto del podio en Le Mans por primera vez en 2006, y seis años después Audi repitió la hazaña con el primer híbrido que triunfó en La Sarthe. También ha conquistado los títulos de pilotos y equipos de Fórmula E, la primera categoría de monoplazas totalmente eléctricos.


Ahora, con la participación del RS Q e-tron, Audi vuelve a reescribir la historia en el rally más duro del mundo.  




 

 

Temas relacionados
Audi Vera Import Automovilismo Carlos Sainz Dakar

para ti

en destaque