10 Sistemas ADAS obligatorios en 2022 que salvaran 25000 vidas en Europa

La Unión Europea ha aprobado una serie de dispositivos ADAS que deberán ser obligatorios

La Unión Europea (UE) ha aprobado una serie de dispositivos ADAS* que deberán ser equipados obligatoriamente, a partir de julio de 2022, en los vehículos europeos, diferenciando dos fases, la  obligatoriedad en la homologación de un nuevo modelo y, posteriormente, en la matriculación de un vehículo nuevo.


Es decir, estamos a un año vista de un hito histórico en la lucha contra la pandemia de la siniestralidad vial, declarada así por la OMS –Organización Mundial de la Salud- que causa, cada año, 1.300.000 víctimas mortales en el mundo y más de 26.000 en Europa.


Se espera que estas medidas contribuyan a salvar en la Unión Europea más de 25.000 vidas y eviten al menos 140.000 lesiones graves de aquí a 2038. Esto contribuirá también al objetivo a largo plazo de la UE de aproximarse a cero víctimas mortales y heridos graves de aquí a 2050 («visión cero»), comenta Lorenzo Jiménez, responsable de marketing Mobility Solutions de Bosch, un objetivo en el que la compañía también está trabajando intensamente.







*Listado de sistemas ADAS aprobado por la UE para 2022:


Frenada automática de emergencia para turismos

Sistemas de mantenimiento de carril para turismos

Detección de marcha atrás para todos los vehículos

Asistente inteligente de velocidad para todos los vehículos

Detector de fatiga y atención para todos los vehículos

Avisador de cinturón en plazas traseras para turismos

Sistemas de información del ángulo muerto para camiones y autobuses

Control de la presión de neumáticos para todos los vehículos

Event Data Recorder para todos los vehículos

Actualizaciones de requisitos de las pruebas de choque para turismos

Diferentes estudios científicos avalan la efectividad de los sistemas ADAS, llegando a estimar que, si todos los vehículos tuvieran instalados estos sistemas, se podrían prevenir -o mitigar- aproximadamente el 40% de todos los siniestros de tráfico, el 37% de todas las lesiones de consideración y el 29% de todas las muertes relacionadas con los siniestros viales.


Esta información se desprende del Proyecto VIDAS (Seguridad VIal y aDAS) desarrollado por Bosch y FESVIAL. VIDAS tiene como principal misión facilitar a la sociedad el conocimiento e información sobre las características y funciones de las tecnologías que se engloban dentro de los sistemas de ayuda a la conducción, denominados ADAS (Advanced Driver Assistance Systems por sus siglas en inglés) en los vehículos, como elementos de seguridad que contribuyen a prevenir siniestros y víctimas de tráfico, y que mejoran la movilidad.


“Según los primeros resultados obtenidos del estudio documental y legislativo, podemos afirmar que, desde el punto de vista preventivo, los ADAS actúan sobre las principales causas de los accidentes de tráfico: distracciones, fatiga y somnolencia y velocidad. Por eso, se estima que estos sistemas reducirán sustancialmente la probabilidad de sufrir un accidente, minimizarán la gravedad de las lesiones ocasionadas o evitarán la muerte”, afirma Ignacio Lijarcio, Director de Proyectos de Fesvial.


De acuerdo a los resultados obtenidos en el estudio epidemiológico incluido en el Proyecto VIDAS, muchos de los ADAS que van a ser obligatorios en la UE a partir del año que viene, han demostrado ser también los más efectivos para evitar los siniestros que se producen con mayor frecuencia, los que más víctimas provocan y los que producen la mayor letalidad (en porcentaje de fallecidos).


No obstante, según se desprende del Proyecto VIDAS, los siguientes ADAS actúan sobre circunstancias de elevado riesgo vial y no se encuentran recogidos en el calendario, por lo que sería recomendable su equipamiento de manera voluntaria a la hora de adquirir un vehículo nuevo.


Control de crucero adaptativo

Sistema de detección de señales

Alumbrado en curva

Advertencia de conductor en sentido contrario

Asistente en cruces



 

Temas relacionados
Automovilismo

para ti

en destaque