Tito Rabat, líder de las Ducati en el primer día de test en Sepang

El piloto español protagonizó un tramo final de jornada espectacular por delante de Dovizioso

Fue una de las sorpresas más agradables de la primera jornada del test oficial de Sepang. Tito Rabat, con un magnífico registro de 1:59.983, logró acabar la sesión como cuarto clasificado, solo por detrás de Marc Márquez (Repsol Honda), Álex Rins (Suzuki Ecstar) y Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha), sorprendiendo así a algunos de los pesos pesados de MotoGP™.


El campeón del Mundo de Moto2  en 2014 había quedado fuera de los primeros diez clasificados antes del parón, pero, tras la reanudación, fue sintiendo grandes sensaciones que desembocaron en una fantástica vuelta que le permitió ser uno de los únicos cuatro pilotos que bajaron de los dos minutos.




Con su registro a lomos de la Desmosedici GP18, Tito superó a todas las Ducati, incluida la pareja del Mission Winnow Ducati formada por Danilo Petrucci y Andrea Dovizioso, que fueron quinto y octavo, respectivamente.


Los pilotos de las otras motos satélite quedaron lejos del registro del español. Su compañero de equipo, Karel Abraham, registró el vigesimocuarto tiempo, mientras que los dos pilotos de Alma Pramac Racing no lograron entrar en el Top10: Jack Miller fue 11º y Francesco Bagnaia acabó 15º.


El meritorio cuarto puesto da alas a un Rabat que empieza a pasar página tras la grave lesión sufrida en Silverstone la pasada temporada. Por lo pronto, pude presumir de haberse alzado como la mejor Ducati en el primer día del test. En Borgo Panigale habrán tomado nota.




Rabat se confesó “muy contento” por los registros obtenidos en el Día 1 del test y celebró con modestia el que ha sido "un buen regreso" después de "un trabajo fantástico". “Hemos trabajado bien con la nueva moto y hemos conseguido ser rápidos”, expresó el español.


Tito aseguró que se había sentido "cómodo" sobre la moto, pese a las molestias que aún arrastra al caminar: "Cuando estoy sobre la moto mi pierna está al 200%, sin ninguna molestia, y puedo pilotar bien". 


El mejor rendimiento de su nueva moto parece evidente, tal y como admitió el propio Rabat. Sus prestaciones son más competitivas, ya que "la moto gira muy bien" y "se puede frenar fuerte", además de un mejor control del gas, que le permite "ser más suave e ir más rápido".


El español no lanzó las campanas al vuelo pese a su gran resultado. Está plenamente centrado en tratar de mantener este gran nivel en las sesiones de los dos días restantes. Su aviso, de hecho, es contundente: "Esto es sólo el comienzo, hay un largo camino por recorrer". 



 

más leídas

últimas de Motor

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.