Mojácar, un pueblo de contrastes

Una opción con encanto y lleno de historia

Panorámica de Mojácar pueblo
Panorámica de Mojácar pueblo La Voz

Llega el buen tiempo y no hay mejor forma para disfrutarlo que viajar a rincones de nuestra provincia con encanto y lleno de historia.


Muchos conocen el estupendo pueblo de Mojácar por  la gran vida nocturna que tiene a muy pocos metros del mar, pero ofrece mucho más que todo eso. Como reconocimiento este año ha sido distinguido en Fitur con el premio ´Destino más top´, organizado por la Cadena LocalTV.


El pueblo de Mojácar, que está situado a tan solo 90 kilómetros de la capital almeriense, se compone de dos partes con las que poder disfrutar de un maravilloso día en familia o con amigos. 


En primer lugar, se destaca lo que prácticamente casi todos conocen,  la zona de la  playa. En ella se puede disfrutar de una gran costa que atrae por muchos turistas, tanto de dentro como de fuera de España. Además, hay alternativas para todos los gustos, ya que cuenta con inmensas playas y servicios necesarios para pasar un día sin que falte un detalle para el entretenimiento.  También pueden perderse en sus calas prácticamente salvajes donde tal vez solo puedan encontrarse un pequeño chiringuito característico de este pueblo con encanto.


En esta época del año puedes disfrutar de su oferta gastronómica con productos del mar y frutos de la tierra. Además, dispone de una zona repleta de pubs y discotecas donde evadirse con buena música y muy cerca de la arena.


En segundo lugar, puedes sumergirte en Mojácar pueblo, y dejarte encandilar por su belleza y sus más de mil años de historia.  El intenso color blanco de sus casas en lo alto de la montaña crea un ambiente mágico con un toque bohemio donde poder realizar fantásticas fotografías del paisaje. Y es que durante los años 50 el pintor almeriense Jesús de Perceval se inspiró en él para crear el Movimiento Indaliano. Además fue abrazada por otros artistas y periodistas.


En esta zona podrás visitar la galería de arte La casa de la abuela, la Fuente de la Mora y la Puerta de la Ciudad que fue construida en el siglo XVI y está decorada con el emblema de un águila de dos cabezas.


Los turistas también pueden visitar la Plaza del Parterrer, el barrio del Arrabal, que fue un barrio judío del siglo XVII caracterizado por tener estrechas calles y colores vivos, y en último lugar, el Museo Casa de la Canana donde se puede dar un salto en el tiempo y descubrir cómo se vivía en los primeros años del siglo XX. Esta casa de 200 metros cuadrados acoge una exhibición permanente del ambiente tradicional de una casa mojaquera del siglo pasado. El precio de la entrada es de 2.50 euros para adultos y de tan solo un euro para niños. Además, tienen descuentos disponibles para grupos de más de cinco personas.


Si quieres pasar un día mágico conociendo uno de los rincones más bonitos y paradisíacos de nuestra provincia, no dudes en ir y enamorarte esta Semana Santa de esta zona del Levante.

 

más leídas

últimas de Ocio en Semana Santa




Mojácar, un pueblo de contrastes

Un sendero para descubrir Cabo de Gata
Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería