Clínica Pablo Martínez Salinas, un sueño hecho realidad

La Voz

Todo comenzó hace poco más de dos años. El contrato de Pablo en una residencia había llegado a su fin y aunque más tarde se volvió a incorporar al mundo laboral para hacer una sustitución, poco después estuvo unos meses sin trabajar. 


Aunque se trataba de una situación difícil en su carrera profesional, él nunca tiró la toalla y siguió intentándolo. Fue entonces cuando este joven almeriense empezó a soñar con abrir su propio negocio para convertirse de este modo en su propio jefe.


“Sin duda, una de las personas que desde el primer momento me animó a abrir la clínica fue mi tío, al que debo mucho. Él también es fisioterapeuta y había montado su negocio en él local en el que yo iba a empezar con mi centro, ya que es suyo”, nos cuenta Pablo.


“Cuando empecé no fue nada fácil,  al principio siempre es bastante complicado darte a conocer, pero la gente está contenta con mi trabajo y me suele recomendar a amigos y familia”.


Además de ser fisioterapeuta en su propio centro, Pablo también trabaja como fisioterapeuta del Club Deportivo La Cañada. Su negocio, ubicado en Carretera de Níjar 149 en el barrio de El Alquian está especializado en técnicas osteopáticas, miofascial, masoterapia, punción seca, vendaje funcional y neuromuscular así como todo tipo de técnicas relacionadas con la fisioterapia deportiva.


Tras más de dos años al frente del centro, Pablo afirma que no cambiaría su trabajo por nada del mundo, “ya que no hay nada como ser tu propio jefe y trabajar en lo que más te gusta”.

 

más leídas

últimas de Emprendedores

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.