El Festival Internacional de Folclore de Almería, un regalo para los sentidos

Más de 3.000 espectadores comparten alegría, música y danza en el Parque de las Almadrabillas

El Festival Internacional de Folclore de Almería, un regalo para los sentidos
  • Foto del festival de folclore en el Parque de las Almadrabillas
  • La Voz
  • 23.08.2018

Espectacular. Así ha resultado el 35º Festival Internacional de Folclore de Almería. Un regalo para los sentidos. El Parque de las Almadrabillas se encontraba el martes por la noche a rebosar. Ni una silla libre, colocándose el público hasta de pie. Una noche para saborear el encuentro de culturas en el que se ha convertido este certamen que ha mostrado, en esta ocasión el folclore de América Latina, África y Europa a través de seis grupos folclóricos, representantes de Paraguay, Armenia, Chile, Senegal, Valladolid y Almería. Un crisol de color, música, alegría y baile. Muy aplaudido por los más de 3.000 espectadores que disfrutaron con el espectáculo. 




El Fandanguillo de Almería interpretado por el grupo municipal Virgen del Mar dio inicio a este viaje emocional por la música y el folclore durante más de tres horas. Ataviados con los trajes mojaqueros, demostraron la calidad que atesora la agrupación de folclore de la ciudad, siempre bajo la dirección de José Francisco González, a su vez director del festival. De inmediato se cruzó a Latinoamérica, con la Compañía de Danza Paraguaya y sus alegres bailes, acompañados de una amplia sección musical, donde destaca el trabajo con el arpa, un instrumento poco habitual en el folclore.


Siguió este abanico de culturas con la sobriedad de Armenia. Bailes, acrobacias y reminiscencias a la época medieval en los trajes de los caballeros y las princesas. Tras Europa, regreso a España con la agrupación ‘La Muralla’ de Valladolid. La seriedad y rigor castellano se aprecian en estos bailarines, que interpretaron rondas y polcas. Todas ellas muy aplaudidas.




Para el tramo final del 35º Festival Internacional de Folclore se dejaron las dos agrupaciones más alegres. Por un lado, Senegal, donde la energía y ritmo del tambor fue el protagonismo. Sonidos acompañados con un baile improvisado por hombres y mujeres que movían de manera muy expresiva todo su cuerpo. Divertido, original y lleno de fuerza. Y para finalizar, la Compañía Folclórica de Chile, que sorprendió con su baile ritual, en el que incluso interpretaron una danza del fuego.


De nuevo, el grupo municipal Virgen del Mar puso el broche de oro a una noche mágica, en la que la música y la danza actuaron de maestro de ceremonias de este encuentro. Un reflejo de que la cultura hermana a los pueblos. Un nuevo ejemplo del tirón que tiene entre almerienses y turistas el escenario del Parque de las Almadrabillas. La alegría de una ciudad en fiestas. #AlmeríaenFeria.

  • PATROCINADOR

últimas de especial feria 2018


newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR